Internacionales

Organismos mundiales piden frenar crisis alimentaria y apoyar a países pobres

En relación con América Latina y el Caribe, parte de la solución sería redoblar el apoyo a la agricultura familiar, mejorar el acceso al agua, fertilizantes y semillas,

Redacción Central |

En relación con América Latina y el Caribe, parte de la solución sería redoblar el apoyo a la agricultura familiar, mejorar el acceso al agua, fertilizantes y semillas,

La crisis alimentaria mundial por los altos costos de los productos y el temor de una hambruna generalizada llevó a que desde diferentes puntos del planeta organismos multilaterales emitieran enérgicas protestas y plantearan posibles soluciones a la problemática.

La XXX Conferencia Regional de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) concluyó este viernes en Brasilia con la convicción de que la crisis de los precios de los alimentos en el mundo será prolongada, por lo que es necesario redoblar el apoyo a los países más pobres y vulnerables.

“Se dice que si la producción aumenta los precios bajan, pero no es eso lo que va a pasar”, aseguró en el foro Jacques Diouf, director general de la FAO.

En relación con América Latina y el Caribe, Diuf dijo que parte de la solución sería redoblar el apoyo a la agricultura familiar, mejorar el acceso al agua, fertilizantes y semillas, y dotar a las zonas rurales de una mejor infraestructura vial y de distribución.

El ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Celso Amorim, pidió que organismos multinacionales combatan los subsidios agrícolas en Europa y EE.UU., en vez de atacar la bioenergía y vincularla al caos.

Amorin respondió así a las declaraciones de Dominique Strauss-Kahn, director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), para quien “lo peor” está por venir en los disturbios causados por la problemática alimentaria en países pobres, al tiempo que pidió replantear la producción de biocombustibles hecha con productos agrícolas que sirven para la alimentación.

En el mismo foro, Gerardo Rojas, viceministro de Agricultura y Tierras venezolano, indicó que una forma de mitigar la amenaza es “buscar alternativas para fortalecer la cooperación regional en el eje Sur-Sur”, donde se sitúan los mayores productores del mundo que, paradójicamente, son los que “más están sufriendo”.

Desde Santiago de Chile, José Luis Machinea, Secretario Ejecutivo de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), precisó hoy que el alza persistente, especialmente en el maíz, el trigo, el arroz, y las oleaginosas, aumentará la pobreza y la indigencia en América Latina y el Caribe de no tomarse medidas urgentes.

Partiendo de las proyecciones de miseria realizadas para 2007, la CEPAL calculó que un incremento del 15 por ciento en el precio de los alimentos “provocaría que 15,7 millones más de latinoamericanos caigan en la indigencia”.

Al tiempo, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU anunció hoy que puede verse obligado a retirar la ayuda alimentaria a 100 000 niños en todo el mundo si no consigue en breve 755 millones de dólares para hacer frente al alza de los precios.

Para Josette Sheeran, jefa del PMA, la escalada en los costos se debe al aumento del consumo de carne en China, el alza del petróleo, que encarece los fertilizantes y el transporte; el boom de los biocombustibles y el cambio climático, que causa más inundaciones y sequías.

Sheeran criticó los controles de precios en Argentina, Vietnam y China, porque, según dijo, “no alimentan a los hambrientos sino la crisis”.

El ministro de Economía de Argentina, Martín Lousteau, aclaró que la “intervención de forma responsable de las autoridades económicas garantiza la protección del interés y el bienestar de todos los ciudadanos, especialmente de los sectores más vulnerables de la población”.

En un comunicado conjunto difundido en Londres, la presidenta ejecutiva de Oxfam, Barbara Stocking, advirtió que la ayuda humanitaria servirá de poco mientras los políticos sigan “estancados en el pasado” pensando que las crisis de alimentos son hechos aislados, sin combatir el problema de fondo, que es la pobreza crónica.

En la misma nota, el secretario general de CARE, Robert Glasser, subrayó que “cuando los Gobiernos no actúan a tiempo, el coste de lidiar con una crisis aumenta enormemente en términos económicos y de pérdidas de vidas”.

Por otro lado Ecuador y Venezuela identificaron hoy 72 rubros para producir 2 500 toneladas de azúcar crudo, por un valor de un millón de dólares, a las sedes de la PMA en Corea del Norte y Colombia.

Así mismo, la embajada de Venezuela en Haití inició la distribución de 40 toneladas de alimentos para responder a la escasez de comida, que desencadenó violentas protestas en el país que dejaron al menos cinco muertos y provocó la caída del primer ministro Jacques Edouard Alexis.

A las protestas por el alto costo de la vida en la región, se unieron hoy decenas de organizaciones gremiales, sindicales, campesinas y estudiantiles en Honduras.

En ese sentido, el Comisionado de los Derechos Humanos Ramón Custodio señaló que la “soberanía no existe en Honduras” y agregó que en el país “gobiernan los dictados del FMI y del Banco Interamericano de Desarrollo (BID)”.

En búsqueda de una solución, la canciller salvadoreña, Marisol Argueta de Barillas, informó que los países del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) presentarán a los presidentes de la región, en una cumbre que se celebrará el 7 de mayo próximo en Nicaragua, un plan de acción para detener el problema alimentario.

también te puede interesar