Internacionales

La operación donde asesinaron a Raúl Reyes fue ejecutada por militares estadounidenses

Las FARC denunciaron que la operación militar, ejecutada por el Comando Sur de Estados Unidos fue una flagrante violación a la ley internacional

Redacción Central |

Las FARC denunciaron que la operación militar, ejecutada por el Comando Sur de Estados Unidos fue una flagrante violación a la ley internacional

La guerrilla colombiana de las FARC afirmó este miércoles que la operación en la que murió el pasado 1 de marzo el segundo al mando de ese grupo, “Raúl Reyes”, en territorio ecuatoriano, fue ejecutada por el Comando Sur del Ejército de Estados Unidos.

En una declaración divulgada por el canal de televisión Telesur, el Secretariado o comando de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) se refirió a los “dolorosos hechos” en los que murió Luis Edgar Devia, alias “Raúl Reyes”, para hacer “algunas precisiones”.

Según las FARC, “la operación militar llevada a cabo por el Comando Sur del Ejército de EE.UU. y sus subalternos colombianos fue una flagrante violación a la ley internacional, a la soberanía y al territorio de una República hermana, un agravio inadmisible a la dignidad de todo un país y a la conciencia latinoamericana”.

En la operación murieron, además de “Raúl Reyes”, otras 24 personas, aunque -según las FARC- ese día “cayeron algunos de sus escoltas y una decena de civiles”.

La incursión desencadenó una crisis diplomática de Colombia con Ecuador, que rompió las relaciones con Bogotá; con Venezuela, que militarizó la frontera, y Nicaragua, que también a anunció la ruptura con el Gobierno de Álvaro Uribe.

Las FARC expresaron que “ni los más rebuscados argumentos como los de defensa preventiva, persecución en caliente o guerra al terrorismo, esgrimidos por el Gobierno de Colombia, pudieron justificar tan execrable acción”.

Además, le exigieron al presidente colombiano, Álvaro Uribe, “presentar a los 11 detenidos que reconoció tener en su poder” ante el mandatario de Ecuador, Rafael Correa.

En la declaración, las FARC pusieron en duda la versión gubernamental sobre unos computadores portátiles hallados en el campamento en el que se encontraba “Reyes” y que, según fuentes oficiales, contienen datos sobre presuntos tratos con los Gobiernos de Ecuador y Venezuela y negocios de material bélico con Libia.

Un computador “ni con blindaje especial hubiese podido resistir el bombardeo que pulverizó todo a su alrededor”, afirmó el movimiento rebelde.

“No hemos recibido ni dólares ni armas de nadie. Aquí el único que ha aportado millones y millones de dólares y armas de destrucción de todo tipo” es EE.UU., aseguraron las FARC.

Añadieron que “toda la maquinaria mediática fue activada para mentir y vomitar fuego contra Ecuador y Venezuela; y también contra las FARC”.

La organización guerrillera colombiana recordó su admiración por los ideales de Simón Bolívar y su simpatía hacia el presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

“Lo que está claro es que los Estados Unidos están buscando cualquier pretexto para agredir a Venezuela y robar así el petróleo que no han podido sustraer de Irak”, expresó el grupo rebelde.

“Para nadie es un secreto que las FARC son una guerrilla bolivariana. Y que no solamente con Chávez, sino con la gran masa de pueblos y de la gente pensante de Nuestra América, coincidimos en el ideario bolivariano”, agregó la guerrilla en el comunicado.

Destacaron el interés del mandatario venezolano en la situación colombiana y subrayaron que “Chávez entiende que la paz de Colombia es la paz de Venezuela, y es también la paz del continente”.

Por último, las FARC convocaron “de nuevo a los colombianos a un Gran Acuerdo Nacional que nos permita estructurar una alternativa política de Gobierno”, por medio de una mesa de negociaciones.

también te puede interesar