Internacionales

Ecuador rompe relaciones con Bogotá y busca apoyo internacional

Concentró a 3 200 militares en el punto más crítico de la frontera bilateral de unos 600 km

Redacción Central |

Concentró a 3 200 militares en el punto más crítico de la frontera bilateral de unos 600 km

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, rompió este lunes relaciones diplomáticas con Colombia y anunció el inicio de una gira que incluye a Brasil y Venezuela, para obtener apoyo internacional en la severa crisis originada tras una acción militar colombiana contra las FARC en su territorio.

Al mismo tiempo el gobierno concentró a 3 200 militares en el punto más  crítico de la frontera bilateral de unos 600 km. El grupo hace parte de una fuerza de 11 000 que mantenía en la zona antes de que estallara el conflicto con Colombia, y que llevó a Correa a ordenar la movilización de tropas.

“Ecuador ha decidido romper relaciones diplomáticas con el gobierno de Colombia”, indicó la Cancillería en un comunicado, en el que justificó la  medida tras la denuncia colombiana que relacionó a Correa con la guerrilla.

Esta decisión fue adoptada frente a la evidente violación de la soberanía nacional, y de las muy graves acusaciones (…) que insinúa acuerdos entre las FARC y el gobierno de Ecuador”, señaló el texto.

Correa resolvió igualmente iniciar desde el martes una gira por Brasil, Perú, Panamá, República Dominicana y Venezuela, para gestionar respaldo a su  posición contra el gobierno de Álvaro Uribe, confirmaron fuentes oficiales.

El presidente venezolano Hugo Chávez le ofreció todo su respaldo al tiempo que expulsó al embajador colombiano de Caracas, tal como lo hiciera Correa el domingo en rechazo a la incursión militar que mató en Ecuador a 20 guerrilleros, según Quito, incluido al número dos de las FARC, Raúl Reyes. Bogotá aseguró que fueron 17 los muertos, incluyendo a Reyes.

Se trata de la mayor tensión internacional que afecta a Ecuador desde la guerra no declarada con Perú en 1995 por una disputa territorial.

La crisis se agravó a niveles insospechados después de que el gobierno de Uribe denunció unos supuestos tratos de las FARC con el gobernante ecuatoriano  y su ministro de Seguridad Interna y Externa Gustavo Larrea.

también te puede interesar