Internacionales

Rebeldes se retiran de capital de Chad y los civiles huyen por millares

Los combates del fin de semana dejaron muchos muertos y al menos 500 heridos

Chad
Evacuación francesa en Chad | AP

Redacción Central |

Los combates del fin de semana dejaron muchos muertos y al menos 500 heridos

Miles de civiles huían el lunes de Yamena, capital de Chad, donde reinaba una calma precaria y el Ejército afirmaba haber rechazado a los rebeldes, quienes anunciaron su intención de proseguir con su ofensiva para derrocar al presidente Idriss Deby.

En Yamena el Ejército parece haber retomado el control de la situación, pero los combates del fin de semana dejaron “muchos muertos” y al menos 500 heridos, según un balance parcial comunicado el lunes por una fuente humanitaria internacional.

“Se trata de una primera estimación, porque hay ciertamente muchos heridos que no pudieron acudir al hospital”, precisó.

Miles de habitantes huyeron de Yamena hacia Camerún para escapar de los combates.

“La gente se acuerda de la guerra civil de 1979, muchos se habían quedado bloqueados en la ciudad por aquel entonces”, contó una comerciante chadiana.

El ministro de Minas, general Mahamat Ali Abdalá, comandante de las operaciones militares gubernamentales, aseguró que “el enemigo (está) en completa desbandada”.

Pero la alianza rebelde, que cruzó todo el país, de este a oeste, en una semana para atacar amena, habla de una retirada meramente táctica.

Varios expertos extranjeros estiman que Deby goza de cierta ventaja logística por tener municiones en la capital y reservas de combustible en el aeropuerto, protegido por el dispositivo militar francés Epervier.

Por el contrario, las retaguardias de los insurgentes se encuentran a varios cientos de kilómetros de Yamena.

En los alrededores de la presidencia, se multiplican las escenas de destrucción.

Cristales rotos, impactos de balas, de obuses o cohetes en las fachadas de los edificios, árboles partidos y vehículos calcinados forman un paisaje desolador, agravado por los cadáveres de civiles que yacen sobre el suelo.

Aquí nadie circula. Según una fuente militar, el Ejército recibió la orden de disparar a discreción.

también te puede interesar