Internacionales

Fracasan en Centroamérica iniciativas contra la violencia juvenil

Así lo reconoce una investigación desarrollada por organismos internacionales

Redacción Central |

Así lo reconoce una investigación desarrollada por organismos internacionales

Los gobiernos centroamericanos han fracasado en su política de mano dura para combatir las pandillas juveniles, que proliferan por la falta de alternativas para los jóvenes, reveló una investigación desarrollada por organismos internacionales.

El estudio destaca la necesidad de que los gobiernos ejecuten medidas y acciones legislativas que impulsen la aplicación de leyes efectivas por parte del sistema judicial, encaminadas a frenar la ola de violencia en los países de la región.

La coordinadora del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Rebeca Arias, expresó que el estudio contribuye a una mejor comprensión del fenómeno, a la apertura de espacios de discusión y al diseño de políticas funcionales y efectivas sobre el tema.

Guatemala, El Salvador y Honduras son las naciones donde más proliferan las pandillas -denominadas maras en la región- que actúan menos en Costa Rica y Nicaragua, según el informe difundido este miércoles.

De acuerdo con el documento, la percepción sobre la carencia de programas y estrategias adecuadas para combatir las maras es del 91 por ciento en Costa Rica, 90 por ciento en Guatemala y Honduras, y 89 y 82 por ciento en El Salvador y Nicaragua.

Asimismo, más del 80 por ciento de los entrevistados en esos países denunció la complicidad entre policías y los pandilleros y señaló que, por ejemplo, en Guatemala existen agentes policiales pertenecientes a las bandas delictivas.

Al respecto, la embajadora de Suecia para Centroamérica, Ewa Werner, sugirió la implementación de programas de prevención y rehabilitación donde se involucre a la Policía como parte esencial de esa problemática.

El estudio, realizado por la Agencia Sueca para el Desarrollo Internacional, el Banco Centroamericano de Integración Económica y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), contribuirá a combatir ese flagelo, concluyó.

también te puede interesar