Internacionales

Analizan Costa Rica y Nicaragua envío de remesas a bajo costo

La idea rectora del proyecto postal consiste en reducir las comisiones

Redacción Central |

La idea rectora del proyecto postal consiste en reducir las comisiones

Los servicios postales de Costa Rica y Nicaragua anunciaron que iniciaron el estudio de un mecanismo que permita el envío de remesas a bajo costo para nicaragüenses que radican en la nación vecina.

La presidenta de la oficina de Correos de Nicaragua, Ana Lazo, dijo que la negociación dará seguimiento al Acuerdo de Entendimiento que esa empresa y Correos de Costa Rica lograron la semana pasada en esta capital.

Lazo detalló que con su contraparte costarricense, Álvaro Coghi, suscribió el pacto que facilita el inicio del proceso negociador.

Coghi y Lazo expresaron en cartas que aseguraron digirieron a los presidentes Oscar Arias (Costa Rica) y Daniel Ortega (Nicaragua) su necesidad por que el tema sea abordado durante la próxima reunión de la Comisión Binacional costarricense-nicaragüense.

Las autoridades de ambos servicios postales “conformamos cuatro comisiones de trabajo que respectivamente cubren las áreas financiera, legal, técnica y de operaciones”.

Explicó que “en la segunda quincena del mes de febrero nosotros quisiéramos arrancar” el proceso negociador.

“Se hizo un estudio de acuerdo con los datos” bancarios tanto costarricenses como de Correos de Nicaragua, en el que determinó que, según la empresa, la comisión por cada remesa oscila de entre un 3.0 y un 6.0 por ciento del monto enviado, agregó.

La idea rectora del proyecto postal consiste en reducir las comisiones, sin perder de vista el hecho de que “tenemos que competir con monstruos económicos”.

Los servicios postales, a diferencia de los bancarios y otros involucrados en la transferencia de remesas, no cuentan en general con cobertura nacional, sino principalmente a nivel de Managua.

Esto significa que las remesas son enviadas no a los beneficiarios originales, sino a amigos o familiares en Managua para que ayuden a que ese dinero llegue a los destinatarios definitivos, informó.

Tal contexto implica aumento de costos para los beneficiarios, ya que los diferentes intermediarios suelen cobrar comisión personal, y así, “cuando el que recibe la remesa, de 40 dólares que le mandaron viene recibiendo tal vez 30 ó 25”, explicó a manera de ejemplo.

Según Lazo, el volumen de las remesas enviadas a Nicaragua por ciudadanos de ese país radicados en Costa Rica es de unos 43 millones de dólares anuales por envíos individuales mínimos de 43 y máximos por debajo de 500 dólares.

también te puede interesar