Internacionales

Canciller revela que La Haya ha dejado fronteras entre Nicaragua y Jamaica

El gobierno ha invitado a inversionistas de ese país a visitar la costa del Caribe nicaragüense

Redacción Central |

El gobierno ha invitado a inversionistas de ese país a visitar la costa del Caribe nicaragüense

El canciller nicaragüense, Samuel Santos, afirmó que las sentencias de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), con sede en La Haya, en los casos con Honduras y Colombia, han dejado “fronteras comunes” entre Nicaragua y Jamaica que pueden aprovecharse para el turismo.

Santos, que viajó recientemente a Jamaica, señaló a la prensa local que ha invitado a inversionistas de ese país a visitar la costa Caribe nicaragüense y “ver lo que se requiere para la llegada de cruceros”.

En su gira oficial por Jamaica, Santos dijo que se estrecharon los lazos de amistad y cooperación, y se exploraron mecanismos para el intercambio comercial e inversión.

El canciller confirmó que el Gobierno sandinista busca establecer una embajada en Jamaica y estrechar vínculos con los países caribeños.

“Ahora tenemos fronteras comunes entre Jamaica y Nicaragua”, apuntó Santos, que viajó a Jamaica la pasada semana acompañado del agente de Nicaragua ante La Haya en los casos con Honduras y Colombia, Carlos Arguello, y del director general de Asia, frica y Oceanía, David McFields, con quienes se reunió con su homólogo jamaicano, Kenneth Baugh.

El 8 de octubre del año pasado, la CIJ otorgó a Honduras la soberanía de cuatro islas en el mar Caribe sobre las que mantenía un litigio con Nicaragua, pero rechazó su reclamación sobre la frontera marítima entre los dos países, que se localizaba en el paralelo 15 y trazó una nueva línea divisoria.

La CIJ estableció como nueva frontera una línea bisectriz entre las costas de los dos países y respeta las aguas de las islas bajo soberanía hondureña: Bobel, Savanna, Port Royal y Sur.

El 13 de diciembre pasado, la CIJ se declaró también competente para dirimir el conflicto que mantienen Bogotá y Managua sobre su frontera marítima en el mar Caribe, pero reconoció que el Tratado Esguerra-Bárcenas de 1928-1930 estableció la soberanía de Bogotá sobre las islas San Andrés, Providencia y Santa Catalina, por lo que se declaró sin jurisdicción sobre ese tema.

El contencioso incluye, sin embargo, otras cuestiones territoriales como la soberanía de los cayos Roncador, Quitasueño y Serrana, regentada ahora por Bogotá y que Managua reclama.

Con ambas resoluciones, según Nicaragua, sus fronteras van más allá del meridiano 82 y del paralelo 15, que eran los límites marítimos pretendidos por Bogotá y Tegucigalpa para Managua, y hacen a este país limítrofe con aguas de Jamaica.

(Visited 3 times, 1 visits today)

también te puede interesar