Internacionales

Suspendida temporalmente liberación de rehenes en Colombia

El anuncio lo hizo el presidente venezolano Hugo Chávez, quien leyó una carta de las FARC, donde afirman que ello se debe al incremento de los operativos militares en la zona donde se produciría la entrega

liberación de rehenes en Colombia
Un helicóptero venezolano aterriza en el aeropuerto de Vanguardia, en Villavicencio, en el departamento colombiano de Meta, el 30 de diciembre de 2007. | AFP

Redacción Central |

El anuncio lo hizo el presidente venezolano Hugo Chávez, quien leyó una carta de las FARC, donde afirman que ello se debe al incremento de los operativos militares en la zona donde se produciría la entrega

La liberación de tres rehenes de las FARC quedó suspendida, pero el presidente venezolano, Hugo Chávez, aseguró que el operativo humanitario seguía en marcha y los observadores internacionales dejaron este martes suelo colombiano hasta que se den las condiciones necesarias para el rescate.

a operación para liberar a Clara Rojas, su hijo Emmanuel, y Consuelo González, se suspendió temporalmente el lunes tras días de espera de los familiares y observadores internacionales.

El anuncio fue realizado por Chávez, quien leyó una carta de las FARC, que afirmaron que debido al incremento de los operativos militares en la zona donde se produciría la entrega no podían trasladar a los rehenes hasta el lugar de la liberación.

Este hecho fue negado, en conferencia de prensa, por el presidente Álvaro Uribe, quien ofreció un “corredor de movilidad” para la salida de los secuestrados, en respuesta al pedido de la misión internacional de declarar el cese el fuego.

Chávez, a su vez, consideró, en declaraciones realizadas, que debían cesar las operaciones militares a unos 200 kilómetros en torno al aeropuerto colombiano de Villavicencio, desde donde estaba previsto que partieran los helicópteros para el rescate.

En la conferencia del lunes por la tarde, Uribe calificó a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) de mentirosas y dijo de no realizar la entrega porque no tenían en su poder al niño Emmanuel, acusación que denominó como una “hipótesis”.

Uribe sostuvo que el niño, que se llamaría Juan David Gómez Tapeiro, estaría al cuidado del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) desde hace más de dos años.

Al respecto, Iván Rojas, hermano de la rehén, dijo a la prensa que una comisión de expertos en genética se encargará de realizarle la prueba de ADN a él y a su madre, Clara González de Rojas, quien se encuentra en Caracas.

Rojas informó que Chávez autorizó la llegada de la comisión y expresó su confianza en que la operación de rescate se reanude pronto y concluya a buen término.

Además, aseveró que su familia no se retirará de Venezuela hasta que no regresen los retenidos.

Una vez tomadas las muestras, el equipo de expertos colombianos regresará a Bogotá para el análisis correspondiente, cuyos resultados se estima se conozcan en un plazo máximo de dos días.

Para Chávez, Uribe “dinamitó” el proceso, aunque advirtió que las acciones humanitarias para el rescate se mantienen en pie.

“Que su forma sufra variaciones y se transfigure, eso es otra cosa”, destacó el mandatario en la noche del lunes, en diálogo con la prensa nacional e internacional en el Palacio de Gobierno (Miraflores).

Chávez habló así luego de la lectura de un documento de la comisión de garantes internacionales, que a las 23.30 GMT anunciaron en Villavicencio, que suspendían sus tareas en forma provisoria.

En referencia a Uribe, el mandatario venezolano dijo: “él fue a lanzar una bomba sobre el proceso humanitario y debe asumir su responsabilidad ante el mundo como presidente de Colombia, porque no tengo la menor duda de que es su Gobierno y sus acciones las que están tratando de abortar el procedimiento”. Chávez cuestionó que Uribe haya decidido esperar cuatro días para lanzar una hipótesis sobre el paradero del niño Emanuel y que haya decidido dar esa información al mundo precisamente cuando se intentaba concretar la entrega de los secuestrados.

Por otro lado, el gobierno brasileño lamentó hoy que “las circunstancias” hayan impedido “la esperada liberación” de los rehenes.

El gobierno brasileño, en un comunicado divulgado por el ministerio de Relaciones Exteriores hoy al mediodía, reiteró “su solidaridad” con las familias de los secuestrados.

Expresó también “su apoyo” a Chávez y a la misión de delegados integrada por representantes de Argentina, Francia, Brasil, Ecuador, Cuba, Bolivia y Suiza.

también te puede interesar