Internacionales

Temporada de huracanes del Atlántico llega a su fin lejos del pronóstico

Un total de 14 tormentas tropicales con nombre, seis de ellas convertidas en huracanes, se desarrollaron esta temporada 2007

Redacción Central |

Un total de 14 tormentas tropicales con nombre, seis de ellas convertidas en huracanes, se desarrollaron esta temporada 2007
» Cambio climático puede revertir el desarrollo de Latinoamérica

Residentes de vastas áreas propensas al castigo de ciclones comienzan a distenderse esta semana ante el final de la temporada de huracanes en el Atlántico, mientras los expertos se preguntan por qué los pronósticos que indicaban una actividad ciclónica por encima del promedio fueron tan erróneos.

Un total de 14 tormentas tropicales con nombre, seis de ellas convertidas en huracanes, se desarrollaron esta temporada 2007 que, pese a los anuncios, mostró ser totalmente normal.

Los pronosticadores habían señalado que debían esperarse al menos 17 tormentas con denominación, 9 de ellas convertidas en huracanes, durante la temporada de seis meses que se inicia el primero de junio y finaliza oficialmente el 30 de noviembre.

“Las razones para este año, dentro del promedio, son un desafío a explicar”, dijo Phil Klotzbach del reconocido equipo de expertos en huracanes de la Universidad del Estado de Colorado.

“Es imposible entender, con un ciento por ciento de certeza, cómo todos estos procesos interactúan entre sí”, dijo Klotzbach en un informe difundido este martes que analiza los vientos y temperaturas de superficie marítima que inciden en la formación de huracanes.

El año pasado también registró una temporada más tranquila que la que inicialmente se había pronosticado, en total contraste con el récord de la temporada 2005, cuando el huracán Katrina devastó Nueva Orleáns y una extensa región estadounidense del Golfo de México.

“Los pronosticadores de temporada de huracanes tienen ciertamente mucho que explicar”, consideró Max Mayfield, ex director del Centro estadounidense de huracanes (NHC, en inglés).

“Los últimos dos años han humillado a los pronosticadores de la temporada e huracanes y han mostrado que tenemos mucho más que aprender antes de hacer pronósticos apropiados”, dijo Mayfield.

Con menos huracanes de los inicialmente anticipados, dos de los formados en el Caribe golpearon tierra con inusual poder y vientos máximos de más de 249 km h. Ello marcó la primera vez desde que existe registro en el Atlántico que dos huracanes llegan al continente con categoría 5, el máximo en la escala Saffir-Simpson de medición de huracanes.

En agosto, el huracán Dean provocó la muerte de al menos 29 personas en su paso por el Caribe y México. Un mes después, el huracán Félix dejó unos 150 muertos y una gran destrucción en su paso devastador por regiones pobres de la costa caribeña de Nicaragua.

también te puede interesar