Internacionales

Daniel dice que ya es difícil suspender el juicio por la navegación en el Río San Juan

Nicaragua y Costa Rica mantienen desde 2001 diferencias sobre la interpretación del tratado Cañas-Jerez, que suscribieron ambas naciones el 15 de abril de 1858

Redacción Central |

Nicaragua y Costa Rica mantienen desde 2001 diferencias sobre la interpretación del tratado Cañas-Jerez, que suscribieron ambas naciones el 15 de abril de 1858

El Compañero-Presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, dijo que a “estas alturas” es mejor que concluya el proceso del juicio ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya sobre el conflicto con Costa Rica por la navegación sobre el Río San Juan.

“Nosotros vamos a acatar lo que diga la Corte (sobre la demanda presentada por los costarricenses)”, dijo Daniel en un acto público en unas primeras declaraciones suyas sobre los resultados de su viaje oficial a Costa Rica este jueves.

El mandatario, que defendiendo los derechos de Nicaragua, añadió que hay abogados nicaragüenses y de otras nacionalidades participando en este juicio que es costoso.

“Por eso es que hemos dicho que es mejor suspender ese juicio, pero a estas alturas es difícil suspenderlo y es mejor que concluya”, añadió.

Nicaragua y Costa Rica mantienen desde 2001 diferencias sobre la interpretación del tratado Cañas-Jerez, que suscribieron ambas naciones el 15 de abril de 1858 y que definió la soberanía nicaragüense sobre el río San Juan, pero estableció el derecho de navegación a Costa Rica con objetos de comercio.

El contencioso surgió en 2001, cuando Nicaragua impidió a policías costarricenses navegar armados por ese río.

El 26 de septiembre de 2002, los dos países acordaron darse una tregua de tres años para seguir dialogando y al vencer ese período Costa Rica decidió elevar, el 28 de septiembre de 2005, el reclamo ante La Haya.

Managua presentó el 29 de mayo pasado la contra-memoria sobre ese contencioso con San José, en respuesta a los argumentos que Costa Rica colocó en su memoria, el 29 de agosto de 2006.

Mientras tanto, agregó Daniel, hay que seguir conversando con las autoridades costarricenses sobre el tema del río, para avanzar en planes de desarrollo fronterizo, porque tanto necesitan del trabajo los que viven en el lado nicaragüense como los que residen en el lado costarricense.

Daniel indicó el jueves que el presidente de Costa Rica, Oscar Arias, y el canciller de ese país, Bruno Stagno, “nos ratificaron que ellos no están discutiendo la soberanía del río y así lo dijeron con toda claridad, porque el río pertenece a Nicaragua, eso no está a discusión”, insistió.

también te puede interesar