Internacionales

Más de 1 100 muertos y miles de damnificados por ciclón en Bangladesh

Estos balances deben aumentar debido a que hay zonas muy afectadas a las que todavía no se pudo acceder debido al mal tiempo y a los destrozos provocados por el ciclón

Bangladesh
A más de 1 100 ascendía el número de personas que murieron al sur de Bangladesh y varios centenares desaparecieron tras el paso del ciclón Sidr, el más violento de los últimos años, que arrasó el jueves por la noche esa región, destruyó a su paso miles de casas y dejó decenas de miles de damnificados. | AP

Redacción Central |

Estos balances deben aumentar debido a que hay zonas muy afectadas a las que todavía no se pudo acceder debido al mal tiempo y a los destrozos provocados por el ciclón

A más de 1 100 ascendía el número de personas que murieron al sur de Bangladesh y varios centenares desaparecieron tras el paso del ciclón Sidr, el más violento de los últimos años, que arrasó el jueves por la noche esa región, destruyó a su paso miles de casas y dejó decenas de miles de damnificados.

Según la agencia de noticias UNB, citando a fuentes locales, hasta el momento hubo 1 100 fallecidos y al menos 300 personas siguen desaparecidas.

Se teme que sstos balances aumenten debido a que hay zonas muy afectadas a las que todavía no se pudo acceder debido al mal tiempo y a los destrozos provocados por el ciclón.

“Muchos cadáveres podrían ser hallados aún” en dos distritos “devastados” a los que los socorristas no han podido llegar, explicó un miembro del ministerio de Gestión de catástrofes naturales, Mohammad Ayub Mia.

El ciclón, que también castigó al este de India y formó una impresionante masa blanca de 500 km de diámetro, barrió con vientos de 240 km/h los distritos costeros, cerca de la frontera con el Estado indio de Bengala occidental.

Sin embargo, el viernes, la tempestad, acompañada de lluvias torrenciales, había perdido intensidad y se dirigía hacia el noreste, según Farah Deebaa, del Centro Meteorológico de Bangladesh.

La mayoría de las víctimas perecieron aplastadas por árboles o sepultadas por las paredes de sus propias casas, a menudo construidas precariamente.

Los heridos se contaban por centenares, advirtieron fuentes oficiales. Para prestarles auxilio, la marina despachó cinco navíos con víveres y medicinas y la UE desbloqueó 1,5 millón de euros.

El ministerio de la Gestión de catástrofes naturales teme “enormes destrozos” en este país musulmán laico de 144 millones de habitantes, de los cuales un 40% viven con menos de un dólar diario, lo cual lo convierte en uno de los más pobres del mundo.

Barrio tras barrio, el desastre ha provocado un paisaje de tremenda desolación. Los habitantes, todavía conmocionados, hablan del ciclón Sidr como la tempestad del “Juicio final”.

Los responsables gubernamentales hablan de la peor tormenta de los últimos años en un país que ya fue devastado por un huracán en 1970 que dejó medio millón de muertos, y por un ciclón en 1991 que sesgó la vida de 138 000 personas.

Esta vez, las autoridades tomaron la delantera a la naturaleza y pudieron evacuar a 250 000 personas, que durmieron en refugios especiales construidos en la costa. De cualquier forma, Bangladesh está sin electricidad desde hace horas y los responsables no preveían restablecer el servicio antes de la noche del viernes.

El este de India también se vio afectado por Sidr aunque evitó la catástrofe. Las 100 000 personas evacuadas de Bengala occidental podían regresar ya a sus casas. Por ahora hay sólo una víctima mortal y se calcula que 1 000 casas fueron destrozadas.

El sábado, Sidr, ya transformado en una gran tormenta, llegará al Estado indio de Assam.

Los ciclones son corrientes en octubre y noviembre en el golfo de Bengala, donde se encuentran las costas del este de India, del sur de Bangladesh y del oeste de Birmania.

también te puede interesar