Internacionales

La derecha nicaragüense y el servilismo a la carta

La derecha comenzó a rasgarse las vestiduras después de que Daniel criticara en la Cumbre Iberoamericana la actuación de la trasnacional española Unión Fenosa

Redacción Central |

La derecha comenzó a rasgarse las vestiduras después de que Daniel criticara en la Cumbre Iberoamericana la actuación de la trasnacional española Unión Fenosa

Las críticas del Compañero-Presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, a autoridades españolas en Chile continúan este miércoles dando de qué hablar a la derecha local, que en su afán de desacreditar al gobierno cae incluso en actitudes calificadas de serviles.

Este martes, el ex candidato presidencial por la Alianza Liberal Nicaragüense, Eduardo Montealegre, envió sendas cartas de “disculpas” al jefe del gobierno español, José Luís Rodríguez Zapatero, al rey Juan Carlos y al ex gobernante José María Aznar.

En la misiva dirigida a Aznar, a quien el mandatario venezolano, Hugo Chávez, calificó de fascista en la Cumbre Iberoamericana de Chile, Montealegre lo trata de “querido Presidente y amigo”.

Igualmente, lo invita a visitar Nicaragua para analizar “el futuro de la democracia en América Latina”.

La derecha nicaragüense comenzó a rasgarse las vestiduras inmediatamente después de que Ortega tomara la palabra el sábado pasado en la Cumbre Iberoamericana para criticar la actuación de la trasnacional española Unión Fenosa en el país centroamericano.

El mandatario también fustigó a España por su apoyo a la llamada guerra contra el terrorismo que libra Estados Unidos, y denunció una conspiración antisandinista del embajador ibérico en Managua antes de las pasadas elecciones.

Inmediatamente después del discurso del líder sandinista, sus detractores comenzaron a acusarlo de pretender hundir a la nación, en alusión a que Madrid, en represalia, podría cortar la cooperación con Nicaragua.

La actitud asumida por la derecha fue rechazada este martes por el historiador Aldo Díaz Lacayo, quien aseguró a Prensa Latina que se trata de gente “con una capacidad increíble de sumisión”.

Conservan intactas las características fundamentales de individuos colonizados, sentenció el analista.

El ex canciller sandinista Miguel D Escoto también arremetió contra los detractores de Ortega, a los cuales acusó en un programa de entrevistas de la televisión de ser vasallos de una monarquía anacrónica.

también te puede interesar