Internacionales

Daniel critica a Unión Fenosa y embajadores españoles

Durante una intervención en la sesión de clausura de la XVII Cumbre Iberoamericana dijo que la empresa eléctrica española le ha hecho mucho daño a Nicaragua

Daniel Ortega
El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, habla durante la última sesión de trabajo de la XVII Cumbre Iberoamericana, en la que se aprobarán la Declaración de Santiago, un Plan de Acción y varios comunicados especiales. | EFE

Redacción Central |

Durante una intervención en la sesión de clausura de la XVII Cumbre Iberoamericana dijo que la empresa eléctrica española le ha hecho mucho daño a Nicaragua

El Compañero-Presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, criticó este sábado, en presencia del rey Juan Carlos y del jefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, a la empresa eléctrica española Unión Fenosa, y a la actuación de embajadores españoles durante el proceso electoral en su país.

Son una mafia. Es una estructura mafiosa, tácticas gansteriles dentro de la economía global de las que son víctimas nuestros países por culpa de los (gobiernos) peleles”, agregó Daniel durante una intervención en la sesión de clausura de la XVII Cumbre Iberoamericana.

Daniel sostuvo que es cuestionado en su país en este tema, porque “el estado de opinión es terrible en contra de Unión Fenosa. El 90 por ciento, y me cuestionan y me critican porque no terminamos de asumir Unión Fenosa”.

Además, Daniel se refirió a la actuación de “embajadores españoles” antes de las elecciones en su país y dijo que reunieron en “la Embajada de España a las fuerzas de derecha para unirlas para que no triunfara el frente sandinista”.

“No creo que esa sea una política del gobierno español, pero la realidad es que lo ha hecho el embajador de España en Nicaragua y es conocido allá públicamente”, agregó.

Aseguró que tampoco olvida que “el territorio español fue utilizado para bombardear la residencia del presidente de Libia, Muamar el Gadafi”, en referencia a los bombardeos de la aviación estadounidense el 15 de abril de 1986 en los que murió la hija del líder libio.

Esto es “historia reciente, de la época de la democracia, ya no estaba Franco”, dijo, y añadió que España se prestó “solícitamente a la política terrorista de los yankis para bombardear la casa de Gadafi y asesinar niños”.

El rey Juan Carlos, sentado casi al lado de Ortega, abandonó la sala donde se desarrollaba la sesión durante la intervención del presidente de Nicaragua después de sus alusiones a Unión Fenosa y a los embajadores españoles tras un enfrentamiento verbal previo entre el presidente venezolano, Hugo Chávez, y Rodríguez Zapatero.

Fuentes oficiales españolas señalaron que el monarca abandonó la sesión “molesto por las críticas a Aznar (el ex presidente del Gobierno), a España y al Servicio Exterior de España”.

El Gobierno de Nicaragua sostiene que Unión Fenosa tiene una deuda de 50 millones de dólares con el estado de ese país y debe 35 millones de dólares a las generadoras de capital privado.

Por esa razón, afirma, se han detenido posibles inversiones en el sector energético debido a que la compañía española no garantiza el pago.

también te puede interesar