Internacionales

Alertan peligros para menores centroamericanos que emigran a Estados Unidos

El 20 por ciento de los menores que tratan de emigrar de manera ilegal por rutas clandestinas hacia Estados Unidos son captados por redes de traficantes

Redacción Central |

El 20 por ciento de los menores que tratan de emigrar de manera ilegal por rutas clandestinas hacia Estados Unidos son captados por redes de traficantes

Una agencia de la ONU especializada en asuntos de las migraciones expresó preocupación por el creciente número de menores de Centroamérica que intentan llegar de manera clandestina a Estados Unidos.

En el más reciente incidente en el alto número de casos de menores interceptados en Centroamérica cuando intentan viajar solos a Estados Unidos, cinco de ellos fueron hallados esta semana en El Salvador y devueltos a sus familias en Nicaragua.

Según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), la mayoría de estos menores son contrabandeados por coyotes a los que sus padres pagan entre cuatro mil y cinco mil dólares.

“Pero otros viajan hacia el norte por propia iniciativa para reunirse con su familia, o huyendo de la violencia, de la pobreza o de la falta de oportunidades en su país de origen”, indicó la OIM en un reporte entregado a la prensa en Nueva York.

El organismo asociado de la ONU afirmó que el 20 por ciento de los menores que tratan de emigrar de manera ilegal por rutas clandestinas hacia Estados Unidos son captados por redes de traficantes.

Muchos de ellos son asaltados, heridos o se pierden en el camino, además, se convierten en víctimas de la extorsión o de abusos sexuales en manos de las pandillas “maras” que usan esas mismas rutas para sus actividades delictivas, indica la OIM.

La oficina de ese organismo de la ONU en Centroamérica administra un fondo creado en 2005 por los países de la región, Estados Unidos, Canadá, México y la República Dominicana para asistir a los menores en esa situación a retornar a sus familias.

Desde su creación de ese fondo, la OIM ha asistido a más de 430 “emigrantes vulnerables”, de ellos 247 menores, la mayoría de estos procedentes de El Salvador y Honduras, y fueron ayudados a regresar a sus países desde México y Guatemala, dice el reporte de la OIM.

también te puede interesar