Internacionales

Ciudad española de Barcelona recupera precaria normalidad tras 60 horas de apagón

El apagón se produjo cuando un cable de alta tensión se rompió y cayó sobre la subestación de Collblanc, causando una reacción en cadena que afectó a cuatro subestaciones

Redacción Central |

El apagón se produjo cuando un cable de alta tensión se rompió y cayó sobre la subestación de Collblanc, causando una reacción en cadena que afectó a cuatro subestaciones

La ciudad española de Barcelona recuperó este miércoles una “precaria” normalidad, sustentada en equipos generadores de energía, casi 60 horas después del inicio del gran apagón que dejó sin luz a unos 350 000 abonados, de los que un número indeterminado, que la firma eléctrica Endesa-Fesca no ha cifrado, sigue sin luz.

Un portavoz de Fecsa-Endesa explicó que a última hora de la tarde la situación se ha dado por “prácticamente normalizada”, al entrar en funcionamiento un segundo transformador en la subestación más afectada por la avería que a buena parte de esta ciudad del nordeste de España sin electricidad.

Los operarios de la compañía eléctrica trabajan ahora para que lo antes posible se pueda poner en funcionamiento el cableado que debe unir otras subestaciones averiadas, así como los catorce generadores que aún no se han podido conectar, de los 134 repartidos por la ciudad.

No obstante, el mismo portavoz advirtió de que la situación es “precaria” y lo será también durante los próximos días, ya que el sistema es “vulnerable” a cualquier tipo de incidencia, porque gran parte de la energía la proporcionan generadores que se han instalado de forma provisional.

En concreto, un total de 134 grupos electrógenos repartidos por las zonas afectadas suplirán la falta de suministro a la espera de que Red Eléctrica de España (REE) pueda disponer otra vez de sus infraestructuras afectadas en los incidentes ocurridos el lunes pasado.

El apagón se produjo cuando un cable de alta tensión se rompió y cayó sobre la subestación de Collblanc, causando una reacción en cadena que afectó a cuatro subestaciones y dejó sin luz a 350.000 abonados de Barcelona y las localidades vecinas de L Hospitalet y Esplugues.

El experto en seguridad energética y profesor universitario Antoni Sudri advirtió de que la situación de la red eléctrica en Barcelona será “más que crítica” en los próximos meses, ya que el accidente causante del apagón “ha deteriorado en extremo un sistema ya de por sí frágil”.

En la misma línea, la patronal catalana Cecot ha denunciado que la red eléctrica de Cataluña está “al límite desde hace tiempo” y el apagón puede repetirse en cualquier momento “porque la infraestructura eléctrica no es suficiente”.

La situación generada por la carencia de fluido eléctrico colmó de nuevo la paciencia de decenas de ciudadanos, que cortaron dos veces, una por la mañana y otra por la tarde, el tráfico en varias calles del barrio de Gracia, para denunciar la situación.

Los vecinos, visiblemente enfadados, repetían frases como “esto es un circo”, “es una vergüenza”, “se están riendo de nosotros”, “son unos incompetentes” o “las ganancias no se reinvierten en beneficio de los usuarios”.

también te puede interesar