Internacionales

Ataque con granada en capital somalí deja tres muertos

Fue en el mercado Bakara de Mogadiscio y como resultado murieron dos civiles y un policía

Redacción Central |

Fue en el mercado Bakara de Mogadiscio y como resultado murieron dos civiles y un policía

Tropas que patrullaban el mayor mercado de la capital somalí en búsqueda de insurgentes islámicos sufrieron un ataque el sábado cuando les arrojaron granadas que provocaron la muerte de tres personas, dijeron testigos.

Las fuerzas del Gobierno somalí y las tropas aliadas de Etiopía han sido blanco de ataques regulares en el mercado Bakara de Mogadiscio, que tiene uno de los mayores mercados al aire libre de armas y es un supuesto escondite de insurgentes.

Dos civiles y un policía murieron en el ataque con granadas del sábado, dijeron testigos.

Los residentes suelen acusar a las fuerzas conjuntas de disparar indiscriminadamente en respuesta a los ataques.

Luego de una reunión con empresarios, las autoridades de seguridad decidieron retirar los soldados del área, dejando a la policía a cargo de los patrullajes, dijo Ali Mahamud Asan, miembro líder de la comunidad de empresarios de Bakara.

“Insto a todos los comerciantes a que estén disponibles para abrir sus tiendas mañana a las 7 a.m. para que la policía realice una búsqueda de armas”, dijo en una conferencia de prensa.

“Si alguno no abre su negocio, se entrará a la fuerza y nadie se hará responsable”, agregó.

El primer ministro Ali Mohamed Gedi se ha reunido con ancianos de las tribus, líderes empresarios y funcionarios de seguridad para discutir maneras de garantizar la seguridad en el mercado, que provee bienes a otros del resto del país, dijo un portavoz del gobierno.

“Algunos de los ancianos se quejaron de que las tropas del gobierno estaban apuntando contra clanes específicos y los estaban arrestando con la excusa de la lucha contra el delito.

Pero no es cierto”, dijo el portavoz Abdi Haji Gobdon a los periodistas.

La reconciliación de los clanes rivales es el centro de las conversaciones que, según espera el gobierno, deben reforzar la legitimidad de las autoridades actuales y otorgarles el apoyo que necesitan para pacificar a las numerosas facciones de Somalia.

La reunión de reconciliación comenzó el domingo pasado, en medio de ataques con bombas de mortero. Desde entonces, casi 10 000 personas han abandonado la capital, dijo la agencia de refugiados de las Naciones Unidas.

también te puede interesar