Internacionales

G-8 concluye cumbre con nuevas promesas

Heiligendamm, Alemania – La cumbre de los siete países más industrializados y Rusia (G-8), concluyó este viernes con nuevos y viejos compromisos de dudoso cumplimiento, que confirman el agotamiento de ese bloque para resolver los graves problemas mundiales

G-8 concluye cumbre con nuevas promesas
Presidente de Estados Unidos George W. Bush señala a Hu Jintao, presidente de China una vez finalizada la foto de familia de la cumbre del G-8 en Heiligendamm, Alemania, el 8 de junio de 2007. | AFP

Redacción Central |

Heiligendamm, Alemania – La cumbre de los siete países más industrializados y Rusia (G-8), concluyó este viernes con nuevos y viejos compromisos de dudoso cumplimiento, que confirman el agotamiento de ese bloque para resolver los graves problemas mundiales

Entre las promesas de la agrupación figura reducir sustancialmente las emisiones de gases invernadero a la atmósfera, y un aporte de 60 mil millones de dólares suplementarios para luchar contra el sida, la malaria y la tuberculosis.

No faltó, como ya es habitual en estas citas, un llamado al relanzamiento de las negociaciones de la Organización Mundial del Comercio (OMC), bloqueadas desde más de cinco años precisamente por la actitud intransigente de las naciones ricas.

También emergió de este encuentro, como suele suceder, alguna que otra amenaza para quienes les incomodan, en este caso, las que dirigieron a Irán con nuevas medidas si no suspende su proceso de enriquecimiento de uranio.

Aunque transcurrió con más penas que glorias, los organizadores dijeron que fue un éxito la reunión, efectuada en el balneario báltico de Heiligendamm.

No obstante, la propia anfitriona de la cumbre, la canciller alemana y presidenta de turno del Grupo de los Ocho, Angela Merkel, reconoció que hubo posiciones distintas.

Por ejemplo, los países emergentes del G-5 (México, Brasil, China, India y Sudáfrica), invitados a un diálogo ampliado, dejaron clara su posición en cuanto a que el cambio climático no puede hacerse a costa del crecimiento económico de los que menos dañan el ambiente.

Pese al amplio despliegue policial y las fuertes medidas de seguridad, esta cita, como otras anteriores, se vio acompañada por fuertes protestas de manifestantes, que pusieron en jaque a las fuerzas antimotines.

También desafiaron las prohibiciones de congregarse cerca de la valla de seguridad de 12 kilómetros, levantada a un costo de 12,5 millones de euros (16,9 millones de dólares), erigida para impedir perturbaciones que molestaran a los reunidos en la cumbre.

también te puede interesar