Internacionales

Concluye asamblea de la OEA en Panamá con una humillante derrota para Estados Unidos

La Organización de los Estados Americanos (OEA) cerró el martes su XXXVII asamblea general respaldando la libertad de expresión en el hemisferio, pero sin tomar partido sobre el caso del canal Radio Caracas Televisión (RCTV), en lo que podría considerarse una victoria de Venezuela sobre Estados Unidos

Concluye asamblea de la OEA en Panamá
Concluye asamblea de la OEA en Panamá. |

Redacción Central |

La Organización de los Estados Americanos (OEA) cerró el martes su XXXVII asamblea general respaldando la libertad de expresión en el hemisferio, pero sin tomar partido sobre el caso del canal Radio Caracas Televisión (RCTV), en lo que podría considerarse una victoria de Venezuela sobre Estados Unidos

Luego de dos días de debates de los cancilleres y representantes de los 34 países que integran la OEA, marcados por un fuerte choque entre Estados Unidos y Venezuela por el cese de concesión de la televisora venezolana RCTV, los ministros aprobaron por aclamación la “Declaración de Panamá: energía para el desarrollo sostenible”.

El caso venezolano encendió la cita continental, pero el asunto no se mencionó al final en ningún documento, quedando en el aire la solicitud formulada el lunes por la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, en el sentido que la OEA envíe una misión a Caracas para conocer las circunstancias del cierre de la televisora privada, que provocó protestas estudiantiles en esa nación.

Rice dijo que el caso de RCTV es la medida antidemocrática más “drástica” asumida por el gobierno de Chávez hasta el momento, lo cual fue rechazado por el canciller venezolano Nicolás Maduro que acusó a Washington de entrometerse en los asuntos soberanos de Venezuela y de impulsar un nuevo plan de desestabilización para derrocar al mandatario que propugna por un nuevo socialismo.

Si de polémica se trata, Maduro le lanzó más dardos y desde diferentes frentes al gobierno del presidente George W. Bush, al que atribuyó violaciones de derechos humanos en las cárceles de Guantánamo y en la frontera sur que comparte con México.

Maduro sugirió a la OEA que de nombrar una misión para verificar el caso de RCTV, la dirija más bien hacia Guantánamo y la frontera entre Estados Unidos y México, donde se “violan los derechos humanos”.

“Estamos muy claros, si la OEA va a nombrar una comisión, lo primero que tiene que hacer es ir a las cárceles de Guantánamo… y vea cuántos presos hay ahí… o que vaya para la frontera con México, si quieren de verdad revisar los derechos humanos de como cazan (a los inmigrantes)”, señaló Maduro en una rueda de prensa durante una visita a la Fundación Omar Torrijos.

En cuanto al tema central de la asamblea, “Energía para el desarrollo sostenible”, los cancilleres americanos consensuaron una declaración que reconoce a la energía como “recurso fundamental para el desarrollo sostenible” y llama a aumentar la eficiencia en el uso de los recursos energéticos en la región.

Resulta que buena parte del hemisferio sufre los golpes debido a los altos precios del crudo a nivel internacional.

Pero más que la energía, lo que animó la asamblea fue el debate sobre la libertad de expresión, a raíz de la objeción de Chávez a seguir renovando la licencia a RCTV. La delegación diplomática venezolana defendió a capa y espada en Panamá la medida como un derecho legítimo y soberano.

Venezuela impulsó, incluso, 12 de unas 81 resoluciones aprobadas en la asamblea, una de ellas sobre “Derecho a la libertad de pensamiento y expresión y la importancia de los medios de comunicación”.

La “solicitud de Estados Unidos obviamente no obtuvo respaldo de ningún país”, aseguró el martes a la AP el embajador venezolano ante la OEA, Jorge Valero.

“Fue solamente Estados Unidos que quedó aislado. En otras palabras que la intención de intervenir en asuntos internos y convertir en tema de RCTV en un asunto de la agenda fue desestimado y más bien lo que escuchamos fueron opiniones y planteamientos de que debe respetarse la jurisdicción interna” de los países, agregó Valero.

El canciller boliviano David Choquehuanca, cuyo gobierno es fuerte aliado de Chávez, dijo que RCTV “no estaba en la agenda y considero que no es pertinente como lo trajo la señora Rice. Yo no votaría en caso de que haya a que se envíe una misión a Venezuela”.

El tema de la libertad de expresión opacó la discusión de los asuntos energéticos, en los que también hubo algunas divergencias debido a las reservas de países como Nicaragua, Bolivia y Venezuela de apadrinar la idea de los combustibles a partir de fuentes agrícolas.

Aunque las delegaciones coincidieron durante los debates en la necesidad de buscar fuentes de energía renovable, esos tres países rechazaron los proyectos para convertir alimentos en combustibles como proclama Estados Unidos.

“Los países en vías de desarrollo no podemos convertirnos en productores exclusivos de materia prima para la fabricación de etanol, utilizando todas nuestras tierras para la producción de caña”, destacó el canciller de Nicaragua, Samuel Santos.

Santos planteó que la respuestas para enfrentar la crisis energética está en el desarrollo de fuentes como la geotermia, hidroeléctrica, plantas eólicas y biomasa. Afirmó que las naciones del llamado Tercer Mundo no pueden convertirse en productores exclusivos de materia prima para la fabricación de etanol.

En similar sentido se pronunció el ministro de Relaciones Exteriores de Bolivia, David Choquehuanca, quien comentó que quemar alimentos es un irrespeto y va en contra de las enseñanzas de las culturas ancestrales.

El documento aprobado llama a impulsar el desarrollo de fuentes de energía renovables, menos contaminantes y sostenibles, aboga por la integración y cooperación en ese sector, así como por el intercambio de experiencias para lograr una mayor eficiencia.

En su declaración, los países miembros de la OEA reconocen “que la energía es un recurso fundamental para el desarrollo sostenible de los pueblos, y que el acceso a energía diversa, confiable, segura y asequible es de primordial importancia para un crecimiento económico con equidad e inclusión social, y contribuye a la erradicación de la pobreza”.

En particular, destacan “la necesidad de incrementar la eficiencia y la conservación energética en el Hemisferio, y de fomentar modalidades de producción y consumo sostenibles”.

La próxima Asamblea General de la OEA tendrá lugar el año próximo en Trinidad y Tobago.

Principales puntos de la Declaración de Panamá de la OEA

La “Declaración de Panamá: Energía para el desarrollo sostenible”, fue aprobada este martes por los 34 países que actúan en la OEA y que estuvieron presentes en los debates de la Asamblea General en Panamá.

Este es un resumen de los principales puntos del texto.

– Los países miembros de la OEA reconocen “que la energía es un recurso fundamental para el desarrollo sostenible de los pueblos, y que el acceso a energía diversa, confiable, segura y asequible es de primordial importancia para un crecimiento económico con equidad e inclusión social, y contribuye a la erradicación de la pobreza”.

– en particular, destaca “la necesidad de incrementar la eficiencia y la conservación energética en el Hemisferio, y de fomentar modalidades de producción y consumo sostenibles”

– los 34 países declaran “reconocer la importancia fundamental que tiene para los Estados miembros la disponibilidad de recursos energéticos para la promoción de su desarrollo económico y social, de forma ambientalmente sostenible”.

– también reconocen “la necesidad de que la región procure reducir la vulnerabilidad ante las fluctuaciones de los precios y la oferta de energía y busque incrementar la independencia energética a través de medidas tales como la diversificación de la matriz energética, favoreciendo el aumento del uso sostenible de las energías renovables y más limpias u otras modalidades que se estimen convenientes”.

– señalan asimismo “reconocer el potencial de los biocombustibles para diversificar la matriz energética del Hemisferio”.

– declaran “reconocer la urgente necesidad de tomar medidas, principalmente, en los ámbitos del transporte y de la industria para la utilización de tecnologías más limpias y eficientes, el mejor uso de las tecnologías existentes y la utilización de combustibles menos contaminantes”

– los países de las Américas solicitan asimismo al Consejo Permanente de la OEA y al Consejo Interamericano para el Desarrollo Integral (CIDI) “que convoquen una reunión interamericana de autoridades nacionales y expertos, con la participación de instituciones relevantes, antes de la Asamblea General de 2008, con el objeto de intercambiar experiencias, mejores prácticas y otras informaciones” en relación a la energía para el desarrollo sostenible.

Los 34 países participantes pidieron crear un grupo de trabajo conjunto entre el Consejo y el CIDI para definir la agenda de esa reunión, cuya fecha y lugar de realización no se especifican.

también te puede interesar