Internacionales

El primer día de protestas contra la cumbre del G-8 en Alemania deja 146 policías heridos

Un total de 146 policías han resultado heridos, 25 de ellos de carácter grave, durante violentos incidentes con manifestantes en la marcha contra la próxima reunión del G-8 en Alemania que ha tenido lugar en Rostock

Redacción Central |

Un total de 146 policías han resultado heridos, 25 de ellos de carácter grave, durante violentos incidentes con manifestantes en la marcha contra la próxima reunión del G-8 en Alemania que ha tenido lugar en Rostock

La manifestación internacional para reclamar a las potencias del G-8 medidas contra el cambio climático y la pobreza se vio así ensombrecida en su tramo final.

La reyerta comenzó poco después de que medio millar de jóvenes, vestidos con capuchas y pasamontañas oscuros y gafas de sol, llegaran al puerto de Rostock, donde debían confluir los dos recorridos de la manifestación que partieron de distintos puntos de la ciudad a mediodía. También hubo algunos destrozos en escaparates de comercios y automóviles utilizados como barricadas.

Los agentes, que vigilaban estrechamente la marcha de la protesta, fueron atacados por los violentos con cócteles molotov y piedras y respondieron con el uso de gas irritante.

El grueso de la manifestación, sin embargo, se mantuvo ajena a los incidentes. Más de 300 organizaciones antiglobalización habían convocado esta marcha para protestar por la reunión de los jefes de Estado y de Gobierno de los siete países más industrializados más Rusia, del 6 al 8 de junio en la localidad alemana de Heiligendamm, cercana a Rostock, bajo el lema Crecimiento y responsabilidad .

La policía había desplegado un vasto operativo de seguridad con unos 13.000 efectivos. En el perímetro céntrico de la ciudad portuaria de Rostock se realizaron controles de manifestantes, lo mismo que en trenes y autobuses que se dirigen a la ciudad.

Los organizadores de la marcha de protesta, que reunió a los más diversos sectores políticos y sociales bajo el lema Otro mundo es posible , calcularon una asistencia de unas 80.000 personas, mientras que la policía estimaba la concurrencia en menos de 30.000.

Hay más de 40 protestas planificadas para este fin de semana en contra del la reunión del G-8, que será presidida por la canciller alemana, Angela Merkel. En ellas participarán grupos religiosos y culturales, activistas ambientales y feministas que se uniran a los tradicionales manifestantes en contra del G-8, quienes consideran que la globalización y el capitalismo perpetúan la pobreza en los países en desarrollo.

Manifestantes con máscaras de los líderes del G8, en Rostock. (Foto: EFE)Jóvenes y veteranos

Junto a los miles de jóvenes que ocupan Rostock recitando consignas, jugando a fútbol, bebiendo cerveza o disfrutando de los conciertos preparados por la organización, también se han dado cita muchos veteranos en la lucha por un mundo mejor.

Es el caso de Ingetrand Schmäckte, de 61 años, que, junto a una decena de mujeres, han viajado desde Gorleben vestidas con túnicas amarillas en las que proclaman su rechazo a la energía nuclear como alternativa al cambio climático.

Schmäckte, cuyo grupo X-Frauen ha llevado sus reivindicaciones incluso a Bruselas, asegura a que el sentir general de los congregados en Rostock es que el “G-8 carece de legitimidad para tomar decisiones que sirven para sangrar al 90 por ciento restante de la Humanidad”.

Esa misma denuncia comparte la Asociación Danesa para la Cooperación Internacional que ha causado sensación entre los manifestantes con su carroza, en la que siete chicas y un joven, disfrazados de soberanos medievales, comparten su carromato con esculturas de niños famélicos.

El único chico del grupo, que representa ser el rey de Inglaterra, Sigurd Jakobsen, explicó que su pequeña performance pretende llamar la atención sobre las similitudes entre el poder absoluto de los monarcas en la Edad Media y la impunidad con que actúa el G-8.

La política militar de EEUU y su falta de compromiso medioambiental protagonizan muchas de las pancartas y las canciones protesta en las que se recomienda a su presidente pernoctar en Guantánamo y visitar la ciudad de Nueva Orleans, que ya sufrió las consecuencias del cambio climático.

también te puede interesar