Internacionales

Dos camiones explotaron y causaron 22 muertos en Irak

La detonación dejó además 60 heridos. El atentado fue cometido cerca de un puente en el sur de Bagdad. Por otra parte, tres soldados estadounidenses murieron en las últimas horas y la policía halló los cadáveres de al menos 20 personas ejecutadas

Redacción Central |

La detonación dejó además 60 heridos. El atentado fue cometido cerca de un puente en el sur de Bagdad. Por otra parte, tres soldados estadounidenses murieron en las últimas horas y la policía halló los cadáveres de al menos 20 personas ejecutadas

Un atentado con dos camiones cargados con explosivos causó ayer la muerte a 22 personas y heridas a otras 60 en el sur de Bagdad, informaron fuentes del área de seguridad de Irak.

Los camiones estallaron cerca de un puente sobre el río Diyala, un afluente del Tigris, en un área con mayoría de población chiita en el sur de Bagdad.

El puente quedó inutilizable y entre las víctimas hay policías y transeuntes, informó la agencia italiana Ansa.

Por otra parte, fuentes militares informaron que tres soldados estadounidenses murieron en las últimas horas en ataques en Irak, mientras la policía halló en

Bagdad los cadáveres de al menos 20 personas ejecutadas.

Un soldado estadounidense y otros nueve resultaron heridos al estallar el jueves una bomba al paso de las tropas cuando realizaban “operaciones de combate” en la provincia de Diyala, al norte de Bagdad, informó el ejército estadounidense en un comunicado.

Los otros dos soldados norteamericanos murieron también el jueves, uno de ellos cuando su patrulla fue atacada con armas livianas en el sur de la capital iraquí.

El restante efectivo falleció de las heridas de bala sufridas en Diwaniyah, 180 kilómetros al sur de Bagdad, agregó el parte, citado por la cadena estadounidense CNN.

Al menos 3.385 militares estadounidenses murieron en Irak desde el comienzo de la guerra, en marzo de 2003.

En tanto, al menos 20 cadáveres fueron hallados en las últimas 24 horas en varias zonas de Bagdad, informaron fuentes policiales.

La mayoría de los cuerpos tenían las manos atadas a la espalda, los ojos vendados y disparos en la cabeza o el tórax, además de evidencias de torturas.

En la mayoría de los casos se trata de víctimas del enfrentamiento entre las comunidades árabes chiitas y sunnitas, que son ambas distintas ramas del islam.

En las últimas semanas las víctimas de este tipo de asesinatos fue en aumento, pese a la vigencia en Bagdad de un vasto operativo de seguridad estadounidense e iraquí desde febrero pasado.

también te puede interesar