Internacionales

Gobierno venezolano nacionaliza la gigantesca faja petrolífera del Orinoco

El gobierno del presidente Hugo Chávez tomó el control de los cuatro proyectos petroleros de la faja oriental del Orinoco que eran controlados por corporaciones internacionales

Faja petrolífera del Orinoco
El gobierno del presidente Hugo Chávez tomó el control de los cuatro proyectos petroleros de la faja oriental del Orinoco que eran controlados por corporaciones internacionales. | AP. Archivo

Redacción Central |

El gobierno del presidente Hugo Chávez tomó el control de los cuatro proyectos petroleros de la faja oriental del Orinoco que eran controlados por corporaciones internacionales

El ministro de Energía, Rafael Ramírez, declaró a la madrugada, durante un evento que transmitió la televisora estatal, que el Estado venezolano había reasumido el control mayoritario de las cuatro asociaciones que procesan crudos pesados.

Los cuatro proyectos de la faja petrolífera del Orinoco eran controladas por British Petroleum, Exxon Mobil, ChevronTexaco, ConocoPhillips, la francesa Total y la noruega Statoil.

La corporación estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) firmó la semana pasada unos memorandos de entendimiento con British Petroleum, Exxon Mobil, ChevronTexaco, la francesa Total y la noruega Statoil, para asumir la mayoría accionaria de las asociaciones.

La corporación estadounidense ConocoPhillips, que participaba en dos de los cuatro proyectos, fue la única empresa que se negó a suscribir el convenio con el gobierno venezolano.

Al respecto, Ramírez dijo que ConocoPhillips “está dispuesta” a firmar, pero sostuvo que “creo que no están manejando en los mejores términos el asunto. Este memorando para traspasar las operaciones es una señal que han debido dar pero sino de todas maneras nosotros lo vamos hacer”.

Chávez participará durante la jornada en un acto en el complejo petrolero de Jose, en el estado oriental de Anzoátegui, para formalizar la toma de control de las cuatro asociaciones.

El mandatario venezolano emitió en marzo un decreto-ley que le da potestad al Estado venezolano para tomar el control accionario de los cuatro proyectos de la faja.

El gobierno tiene previsto asumir el control de las asociaciones a través de la constitución de “empresas mixtas”. El decreto prevé que PDVSA tendrá una participación accionaria mínima de 60% en las cuatro asociaciones.

Para las seis compañías involucradas en las asociaciones los cambios implican colocar sobre sus hombros una mayor carga de los gastos operativos mientras que percibirán una porción más pequeña de beneficios, dijo Patrick Esteruelas, un analista de riesgo político de la firma Eurasia Group de Nueva York

“Los proyectos… podrían perder considerablemente su valor, serán considerablemente menos rentables”, agregó.

Indicó que la permanencia de las compañías con términos cada vez más formal podría depender de si el gobierno está dispuesto a brindar otros incentivos, tales como nuevas concesiones en el todavía poco explorado río Orinoco, donde Venezuela cree que tiene las reservas de crudos más grandes del mundo.

ExxonMobil expresó la semana pasada que “está preocupado por las decisiones unilaterales que toma el gobierno venezolano para cambiar los términos fiscales” del proyecto Cerro Negro, que produce actualmente 120.000 barriles diarios, en el cual la firma tiene una participación accionaria de 42%.

Los cambios son los más recientes de una campaña nacionalista que adelanta el gobierno de Chávez para ampliar el control, aumentar impuestos y reforzar los términos de la industria petrolera.

La tendencia venezolana se repite en otros países productores de hidrocarburos.

Venezuela es el octavo mayor exportador de petróleo del mundo y uno de los principales proveedores de combustible de Estados Unidos.

El petróleo pesado y extrapesado de la faja del Orinoco es difícil de extraer y de procesar en crudos sintéticos de mayor valor comercial en el mercado. Se estima que la faja genera cerca de 500.000 barriles diarios.

también te puede interesar