Internacionales

Venezuela estudia llevar caso Posada Carriles a Consejo de Seguridad de ONU

El Gobierno venezolano estudia solicitar al Comité Contra el Terrorismo del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que se abra una investigación a la conducta del Gobierno estadounidense y de sus autoridades en torno al caso de la liberación del terrorista Luis Posada Carriles

Luis Posada Carriles
Terroristas Luis Posada Carriles. |

Redacción Central |

El Gobierno venezolano estudia solicitar al Comité Contra el Terrorismo del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que se abra una investigación a la conducta del Gobierno estadounidense y de sus autoridades en torno al caso de la liberación del terrorista Luis Posada Carriles

Así lo afirmó el abogado José Pertierra, representante del Gobierno venezolano en la solicitud que hiciera éste de la extradición de Posada Carriles, durante una declaración hecha vía telefónica en el programa En Confianza, transmitido por Venezolana de Televisión (VTV).

“Actualmente, estamos considerando una serie de medidas para continuar con la lucha por lograr que el terrorista Luis Posada Carriles pague sus crímenes”, afirmó.

De acuerdo con lo explicado por Pertierra, la liberación de Posada Carriles incumple las obligaciones que asumió el propio Gobierno estadounidense con respecto a la resolución 1373.

“La resolución 1.373 es un documento que fue aprobado el 28 de septiembre de 2001 a raíz de los ataques al World Trade Center de Nueva York, Estados Unidos, y establece que todos los estados deben abstenerse de proporcionar ayuda a personas que hayan participado en la comisión de actos de terrorismo”, explicó.

Según el criterio de Pertierra, el Gobierno estadounidense deja en entredicho su supuesto compromiso en la lucha contra el terrorismo al dejar en libertad a un individuo que ha confesado su autoría de actos terroristas, como la voladura de un avión de Cubana de Aviación, hecho en el que murieron 73 personas en octubre de 1976 en la isla de Barbados.

Otra de las acciones que estudia llevar a cabo el Gobierno bolivariano es la de llevar el asunto ante el Comité Interamericano contra el Terrorismo de la Organización de Estados Americanos (OEA) para que ese ante examine, igualmente, la conducta de EEUU, según apuntó Pertierra.

“No descartamos continuar con esta lucha. Si es necesario llevar el caso a los tribunales internacionales, lo haremos”, añadió.

También vía telefónica, uno de los miembros del comité venezolano que solicitó la extradición de Posada Carriles, José Marrero, consideró que la liberación del sujeto en cuestión es una total violación de los derechos humanos de los afectados por los actos delictivos del terrorista.

“Es una burla, prácticamente, a toda esa gente que fue víctima de Carriles”, opinó.

Marrero, quien fue víctima de torturas por parte de la Dirección General de Servicio de Inteligencia y Prevención (Disip) cuando Posada Carriles fungía como funcionario, subrayó que la comisión que solicitó la extradición continuará con las labores que permitan llevar a cabo tal solicitud.

Actualmente, Posada Carriles reside en su casa, ubicada en Miami, Florida, Estados Unidos, y le fue colocado un brazalete electrónico para su control por parte de las autoridades estadounidenses.

Posada Carriles: Largo proceso

En julio de 1998, en una entrevista con el New York Times, el ex agente de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) y responsable de la muerte de 73 personas en un atentado contra un avión de Cubana de Aviación, Luis Posada Carriles, aseguró que Jorge Más Canosa, director de la Fundación Nacional Cubano Americana, le había dado 200 mil dólares por sus operaciones.

Dos años más tarde, Posada Carriles asumió que había mentido para hacer molestar a la fundación y obtener publicidad al movimiento anticastrista.

Fue enjuiciado y condenado por participar, junto con Gaspar Jiménez, Pedro Remón y Guillermo Novo Sampol, en una conspiración para asesinar al presidente cubano, Fidel Castro, durante un encuentro internacional en Panamá.

Sin embargo, los cuatro fueron perdonados por la presidenta panameña, Mireya Moscoso, en los últimos días de su Gobierno. Jiménez, Remón y Novo fueron, luego, admitidos en Estados Unidos.

En abril de 2005, Posada Carriles fue noticia por su intento de entrar ilegalmente a Estados Unidos, por su detención y los pedidos de extradición que han hecho los gobiernos de Venezuela y Cuba.

El pedido de extradición venezolano se fundamenta no solamente en que Posada Carriles es un prófugo de la justicia que cometió un crimen en el país, sino también en un acuerdo bilateral entre Venezuela y Estados Unidos firmado en 1922 y en el Convenio para la represión de actos ilícitos contra la seguridad de la aviación civil, suscrito en Montreal, Canadá, en 1971, por el cual la deportación de un terrorista es obligatoria.

El 13 de abril de 2005, Posada Carriles pidió asilo político en Estados Unidos mediante su abogado. Había entrado en ese país de forma ilegal a través de la frontera mexicana.

El 3 de mayo de 2005, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela aprobó el pedido de extradición de Posada Carriles. Ese mismo día, el secretario asistente del Departamento de Estado de Estados Unidos, Roger Noriega, aseguró que quizás Posada Carriles no estaba en Estados Unidos y que tal vez los cargos en su contra habían sido inventados.

No obstante, los documentos desclasificados por la CIA y el Buró Federal de Investigación (FBI, por sus siglas en inglés) muestran sus sospechas por su relación con la explosión del avión cubano a pocos días después de haber ocurrido.

El 17 de mayo de 2005, el Miami Herald llevó a cabo una entrevista con Posada Carriles en Florida. Ese mismo día, fue detenido. El terrorista había retirado su solicitud de asilo y estaba intentando salir ilegalmente de Estados Unidos.

también te puede interesar