Internacionales

Menos bajas civiles en Bagdad, pero más en el resto de Irak

Bagdad – La cantidad de muertes de civiles disminuyó en Bagdad desde que se inició una ofensiva contra los insurgentes el 14 de febrero

Violencia en Irak
Soldados iraquíes arrestan a supuestos miembros de Al-Qaeda en Baqouba. | AP

Redacción Central |

Bagdad – La cantidad de muertes de civiles disminuyó en Bagdad desde que se inició una ofensiva contra los insurgentes el 14 de febrero

Sin embargo, subió fuera de la capital, ya que extremistas suníes y chiítas comenzaron a operar en otros sitios.

La ofensiva, por otra parte, le está costando cara a Estados Unidos, pues las bajas entre sus militares subieron un 21% en relación con las sufridas en los dos meses previos.

Desde que comenzó la ofensiva a mediados de febrero, los estadounidenses han estado hablando de signos alentadores de que hay más seguridad en la capital, aunque han advertido que aún no se pueden sacar conclusiones definitivas.

Datos recopilados por la AP de informes de la policía iraquí indican que en Bagdad fueron asesinados 1.586 civiles desde el inicio de la ofensiva. Ello representa una baja pronunciada en relación con las 2.871 muertes de civiles de los dos meses previos al inicio de la operación.

Fuera de la capital, hubo 1.504 civiles muertos entre el 14 de febrero y el 12 de abril, comparado con las 1.009 muertes de los dos meses previos.

“Sabemos que esta mayor presencia militar y mayor cooperación de la gente está haciéndose sentir en Bagdad”, manifestó el general de división estadounidense William C. Caldwell esta semana. “Es un buen comienzo, pero no basta. La violencia en el resto del país se mantiene a niveles inaceptables”.

Funcionarios estadounidenses dicen que las cifras por sí solas no dan una idea cabal de la situación.

La ofensiva de Bagdad tiene por fin darle al gobierno iraquí lo que los estadounidenses llaman una “plataforma firme” que permita ganar tiempo para que los distintos sectores se pongan de acuerdo en torno a reformas.

Pero hasta ahora ha habido pocos progresos en ese sentido y los combatientes suníes y chiítas siguen siendo una fuerza letal, por más que ya no estén matando tantos civiles en la capital.

El jueves, de hecho, lograron penetrar la parte más segura de la capital, la Zona Verde, y lanzar un ataque en el edificio del parlamento. Horas antes, un atacante suicida hizo detonar un camión y destruyó un puente sobre el río Tigris.

Ataques espectaculares como esos no producen tantas bajas civiles, pero disminuyen la confianza del público.

Si bien no se sabe mucho acerca de los ataques de insurgentes fuera de Bagdad, se cree que los combatientes se fueron de la capital antes de la ofensiva y están operando ahora en los alrededores de la capital.

también te puede interesar

Bandera del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN)

CIRCULAR / JEFATURA NACIONAL DE CAMPAÑA

Como [email protected], como Gran Familia, como Familia Sandinista, Vamos Adelante, EN AMORANICARAGUA, y Siempre Más Allá!