Internacionales

Ocho muertos en atentado suicida contra Parlamento iraquí en Bagdad

Ocho personas, al menos dos de ellas diputados, murieron el jueves en un atentado suicida en el Parlamento iraquí, el primero de este tipo en este lugar ubicado en la ultrafortificada zona verde de Bagdad

Bagdad en llamas
Nuevo atentado en Bagdad arroja varias víctimas incluyendo dos diputados. | AFP

Redacción Central |

Ocho personas, al menos dos de ellas diputados, murieron el jueves en un atentado suicida en el Parlamento iraquí, el primero de este tipo en este lugar ubicado en la ultrafortificada zona verde de Bagdad

El atentado, ocurrido pese al nuevo plan de seguridad implementado hace dos meses por las fuerzas iraquíes y estadounidenses para intentar frenar la violencia en la capital, fue condenado inmediatamente por Washington.

Según el ejército estadounidense, causó 8 muertos y 23 heridos.

Los servicios de seguridad iraquíes dieron cuenta de tres muertos, un empleado y dos legisladores, uno de ellos Mohamed Awad, miembro del Frente Iraquí para el Diálogo Nacional, un partido sunita que controla 11 escaños de los 275 del Parlamento. El otro, que no fue identificado, es un miembro de la Alianza Kurda, segundo grupo con 53 diputados.

La deflagración se produjo a la hora del almuerzo, cuando algunos diputados terminaban de comer y otros conversaban con periodistas, según una fuente de los servicios de seguridad.

“Un kamikaze que vestía un cinturón cargado de explosivos entró en la cafetería con una valija en la mano y se hizo estallar”, agregó.

“Tras la explosión, los cuerpos estaban esparcidos por aquí y por allá, dentro de la cafetería”, relató un oficial iraquí.

Un testigo herido en el atentado explicó que el kamikaze “gritó Alá Akbar (Dios es grande) antes de hacerse explotar”.

La televisión en árabe Al Hurra, financiada por Estados Unidos, hacía una entrevista en el momento de la explosión. En las imágenes quedó registrada la explosión, a la que siguió el ruido de vajilla y ventanas rotas. Un humo blanco invadió rápidamente todas las habitaciones del edificio.

Aparentemente el autor del ataque era un guardaespaldas de uno de los legisladores. “Es muy probable que el kamikaze fuese un guardaespaldas. Las medidas de seguridad eran estrictas. Había una sesión en curso”, afirmó una fuente de los servicios de seguridad.

Un portavoz militar estadounidense no excluyó que la red terrorista Al Qaida esté detrás del atentado.

“Al Qaida es una de las organizaciones a la que le gustaría hacer algo así”, afirmó el teniente coronel Christopher Garver a la cadena de televisión CNN.

Cinco legisladores del Frente de la Concordia, el principal grupo sunita en el Parlamento, fueron heridos.

El primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, calificó el atentado de “crimen abyecto”, y estimó que “los terroristas quieren hacer abortar” el proceso democrático.

El presidente del Parlamento, Mahmud Machhadani, convocó a los diputados a una sesión extraordinaria el viernes para resistir al “terrorismo”.

En Washington, el presidente George W. Bush “condenó fuertemente” el atentado suicida contra el “símbolo de la democracia” y aseguró al gobierno iraquí que cuenta con el apoyo estadounidense.

El ataque fue condenado también por la Liga Arabe, que llamó a los iraquíes a unir fuerzas para afrontar la violencia.

La zona verde, que abarca principalmente las instituciones iraquíes y la embajada estadounidense, está rodeada por centenares de barreras de hormigón y para acceder a la misma hay que pasar numerosos registros.

Los atentados en la zona son relativamente raros. En 2004, siete personas murieron en un ataque reivindicado por la red terrorista Al Qaida.

El 23 de marzo, el viceprimer ministro iraquí Salam al Zubaye resultó gravemente herido en un atentado suicida perpetrado por uno de sus guardaespaldas en un sector protegido cercano a la zona verde. Nueve personas murieron en el ataque.

En otros hechos violentos ocurridos el jueves en Irak murieron 16 personas, 10 de ellas en otro atentado suicida perpetrado en uno de los puentes más antiguos sobre el río Tigris en Bagdad. Cuatro automóviles cayeron al río. El puente de acero y hormigón se derrumbó parcialmente y quedó intransitable.

también te puede interesar