Internacionales

Aumentan deserciones de soldados americanos

Mientras Bush insiste en enviar más tropas a Irak, el Pentágono cuenta más de 3 mil deserciones en las filas militares en Estados Unidos

Redacción Central |

Mientras Bush insiste en enviar más tropas a Irak, el Pentágono cuenta más de 3 mil deserciones en las filas militares en Estados Unidos

Gobernando contra el sentimiento de la mayor parte de la opinión pública norteamericana y del Congreso, Bush persiste en su política de seguir la guerra por la ocupación de Irak, enviando más tropas expuestas entre los fuegos de una guerra civil entre sectores islámicos fanáticos.

El Ejército admitió que mintió al informar el número de soldados que se ausentaron sin permiso. Hasta hace pocos días, el Ejército había afirmado que 2.300 soldados habían desertado el año pasado, pero el número real es de casi 3.200. El número de soldados que se ausentaron sin permiso aumentó 27% con respecto a 2005. Las nuevas cifras fueron publicadas dos días después de que la National Public Radio reveló que el Ejército no había informado el número exacto de desertores. En total, el Ejército calcula que alrededor de 22.500 soldados desertaron desde el año fiscal de 2000. El número real es aun mayor debido a que los datos del Ejército no incluyen a los desertores de la Guardia Nacional ni los reservistas en una fuerza armada que se apoya básicamente en voluntarios, sistema que según expertos militares ha dado buenos resultados, porque produce mejores combatientes que el “draft”, o servicio militar obligatorio. En la adopción de este sistema prevalece la experiencia socio-política de la guerra de Vietnam, que significó, para el registro histórico, la primera derrota militar de la superpotencia norteamericana, experiencia muy amarga de las décadas 60 y 70, que todavía no se termina de asimilar. Al contrario, la pesadilla en las selvas y campos cultivados de Vietnam, sigue siendo argumento de comparación con las arenas calientes de Irak.

Además, expertos militares consideran que el ejército norteamericano está muy esparcido, desde Afganistán a Irak y, sobre todo, son cada vez más los que afirman que la guerra en Irak era innecesaria y desgastadora, mientras Bush insiste en que es una guerra que se debe ganar para evitar que el terrorismo se traslade dentro del territorio de la nación norteamericana. En fin, el tema es muy conflictivo, como para que muchos en edad de pelear, prefieran no hacerlo. Algunos pueblos del Canadá, comienzan a poblarse con jóvenes desertores norteamericanos.

El Pentágono anunció el lunes que enviará nueve mil soldados estadounidenses adicionales a Irak. Alrededor de la mitad de los soldados están regresando a los deberes de combate antes de la fecha programada, menos de un año después de haberse ido de Irak. Entretanto, del Capitolio a la Internet, la oposición demócrata está en campaña para acortar la guerra y traer de vuelta a casa a los soldados para el 2008.

también te puede interesar