Internacionales

Revolución institucional y avances sociales en Bolivia

La Paz – El anuncio del inicio de una revolución moral en el aparato estatal y nuevos avances en la esfera educacional signan hoy a la sociedad boliviana

Redacción Central |

La Paz – El anuncio del inicio de una revolución moral en el aparato estatal y nuevos avances en la esfera educacional signan hoy a la sociedad boliviana

A 14 meses de su gestión y con un gabinete renovado en más de la mitad, el presidente Evo Morales persiste en el perfeccionamiento de las instituciones y la lucha contra la corrupción, uno de los ejes programáticos que le dio el triunfo en las urnas en diciembre de 2005.

El jefe de Estado explicó que la reunión de mañana domingo con sus 16 ministros y los viceministros derivará en profundos análisis sobre la ética de los funcionarios públicos.

Sobre esa cita considerada trascendental, el vocero gubernamental Alex Contreras manifestó que servirá además para evitar situaciones como la reciente venta de avales políticos con el fin de acceder a cargos en esferas de la sociedad civil.

También se demostrará que en instituciones estatales existen individuos infiltrados que pretenden desacreditar al ejecutivo.

Añadió que ante esas ilegalidades, se fortalecerá el aparato administrativo y del Estado, además de modernizar la función pública, para favorecer a la sociedad en su conjunto.

Contreras adelantó que en ese encuentro, cada ministerio y viceministerio presentará un informe por separado y dará a conocer un diagnóstico de cada funcionario.

La reunión dará la posibilidad de definir las bases “para hacer una revolución moral del poder ejecutivo”, acotó.

Sobre esos pilares, esta semana Morales posesionó al nuevo ministro de Minería y Metalurgia, Luis Alberto Echazú, al tiempo que criticó al Senado de trabar proyectos legislativos que favorecen al Estado, como la concesión de créditos o la firma de 44 contratos petroleros.

Tras mostrar dos acuerdos de créditos firmados con la Corporación Andina de Comercio (CAF) para la construcción de importantes vías, el mandatario recordó que proyectos similares “llevan más de ocho meses durmiendo en el Legislativo”.

Asimismo cuestionó la demora de los senadores en ratificar convenios que firmó el Estado con las transnacionales, y aseguró que hubo errores pero no delitos.

Se agarran (los opositores) de cualquier cosa para hacer política, lamentó, y agregó que ningún funcionario de anteriores gobiernos tienen moral para impugnar dichos documentos.

Entre esos textos, solo 41, convertidos en leyes independientes, fueron refrendados por la cámara alta, pero ahora deberán regresar a los diputados y luego al Congreso, para su aprobación final.

Por otra parte, en la esfera social, el gobierno consolida proyectos cardinales como el programa nacional de alfabetización que desarrolla con la ayuda de Cuba y Venezuela.

En ese frente, marca pautas la declaración de Tolata, en el central departamento de Cochabamba, como primer municipio libre de analfabetismo, gracias al método cubano “Yo sí puedo”.

Al izar en ese territorio la bandera blanca que simboliza ese logro, Morales insistió en la necesidad de que Bolivia deje de ser un país mendigo, de avanzar en la economía, propósitos muy ligados a la escolarización y al papel de los docentes.

También alabó la incorporación al plan de cada vez más colaboradores jóvenes.

El programa nacional de alfabetización boliviano tiene el propósito de enseñar a leer y escribir al millón 200 mil iletrados censados, y declarar este país libre de analfabetismo en el 2008.

también te puede interesar