Internacionales

Senado aprueba resolución sobre retirada de Irak

Washington – El Senado aprobó el jueves una resolución que exige al presidente George W. Bush comenzar a retirar las tropas “de la guerra civil en Irak” en cuatro meses, ignorando la amenaza del mandatario de vetar la medida

Trent Lott, John Ensign y John Cornyn
El líder de la minoría del Senado Trent Lott, de Misurí, izquierda, acompañado por su colega John Ensign, republicano por Nevada, centro, y el senador John Cornyn, republicano por Texas, habla durante una conferencia de prensa en e Capitolio, Washington, el jueves 29 de marzo de 2007, cuando hablaron sobre una propuesta sobre gastos referentes a Irak. | AP

Redacción Central |

Washington – El Senado aprobó el jueves una resolución que exige al presidente George W. Bush comenzar a retirar las tropas “de la guerra civil en Irak” en cuatro meses, ignorando la amenaza del mandatario de vetar la medida

En una votación de 51 a favor y 47 en contra, en la que la mayoría de los legisladores siguieron la línea dictada por sus partidos, el Senado autorizó una propuesta que proporciona 122.000 millones de dólares para pagar el costo de las guerras en Irak y Afganistán. También le ordena a Bush que comience a retirar soldados a los 120 días de la aprobación de la propuesta, al tiempo que establece un objetivo no vinculante de finalizar las operaciones de combate para el 31 de marzo del 2008.

Poco antes, el presidente se había reunido con legisladores republicanos en la Casa Blanca a fin de asegurarse su apoyo en la disputa con los demócratas sobre la guerra en Irak.

El mandatario, en declaraciones en el pórtico norte de la mansión presidencial, reiteró su amenaza de vetar cualquier resolución que pida un cronograma para el retiro de las fuerzas.

“Estamos unidos para declarar enfática y claramente que cuando nuestras tropas están en guerra, deberán tener todo el apoyo financiero necesario, y tenemos a nuestros comandantes tomando decisiones difíciles en el campo de batalla, y a ellos no se les debe imponer condiciones”, dijo Bush.

“Esperamos que el Congreso actúe con sabiduría cuando se trata de usar el dinero del pueblo”, añadió.

La votación en el Senado representó su oposición más firme hasta la fecha a la forma en que el gobierno ha manejado la guerra, la cual está en su quinto año, ha cobrado la vida de más de 3.200 soldados estadounidenses y su costo ya rebasa los 350.000 millones de dólares. Muchos, tanto en Estados Unidos como en el exterior, la consideran una aventura bélica innecesaria fraguada con datos de inteligencia distorsionados.

En una demostración de apoyo al presidente, la mayoría de los republicanos se opusieron a la resolución del Senado y no respaldaron un plazo para el retiro de los soldados.

La Cámara de Representantes, que también tiene mayoría demócrata, aprobó por escaso margen una legislación similar la semana pasada. Los líderes del partido parecen estar decididos a que la propuesta final negociada entre ambas cámaras exija algún tipo de calendario para finalizar la guerra, lo que los encaminaría a un enfrentamiento con el presidente cuando éste ejerza su poder de veto.

“Hemos dicho las palabras que el pueblo estadounidense quería que dijéramos”, dijo Harry Reid, líder de la mayoría demócrata en el Senado. “Debe haber un cambio de rumbo en la guerra en Irak, la guerra civil en Irak”.

Dana Perino, portavoz de la Casa Blanca, dijo que el presidente respeta el papel del Congreso, y éste debe respetar el papel del mandatario.

“Creo que los fundadores de nuestra nación fueron muy previsores al percatarse que sería mejor tener un comandante en jefe (el presidente) manejando una guerra, en lugar de 535 generales en el Capitolio tratando de hacer lo mismo”, señaló. “Lo que están ordenando aquí es el fracaso”.

también te puede interesar