Internacionales

Sectores colombianos reaccionan ante sanciones a multinacional Chiquita Brands

La empresa estadounidense Chiquita Brands fue multada por 25 millones de dólares tras conocerse los pagos que esta hiciera a grupos paramilitares. Pero en torno al caso, diversas han sido las reacciones, pues hay quienes sostienen que no se ha logrado del todo, sancionar la responsabilidad penal de la empresa

Chiquita Brands
Hay quienes proponen que la multa impuesta a la multinacional sea invertida en Colombia en un fondo de reparación a las víctimas de los paramilitares. | Telesur

Redacción Central |

La empresa estadounidense Chiquita Brands fue multada por 25 millones de dólares tras conocerse los pagos que esta hiciera a grupos paramilitares. Pero en torno al caso, diversas han sido las reacciones, pues hay quienes sostienen que no se ha logrado del todo, sancionar la responsabilidad penal de la empresa

Continúan las reacciones en Colombia ante la sanción impuesta, por una corte de Estados Unidos, a la multinacional estadounidense Chiquita Brands, por financiar grupos paramilitares en ese país andino.

Según el departamento de justicia de EEUU, durante más de 2 años la bananera Chiquita Brands International, hizo entrega de 1,7 millones de dólares al asesinado cabecilla paramilitar Carlos Castaño. Por esos pagos, la multinacional fue multada con 25 millones de dólares, multa, que para sectores de la oposición, no sanciona la responsabilidad penal de la empresa.

“Porque lo que hicieron en EEUU fue una especie de arreglo de una multa, es algo así como si se hubieran pasado un semáforo, pero ahí no está sancionada de ninguna manera las actividades criminales que eso significa por que el contrabando internacional de armas no es un crimen de poco calado”, dijo Jorge Enrique Robledo, senador del Polo Democrático Alternativo (PDA).

Según la Fiscalía, pagos y contrabando de armas fueron apoyados por Chiquita Brands, al poner a disposición de los paramilitares sus muelles para que se recibieran 3 mil 700 armas. Estas serían utilizadas presuntamente para el asesinato y la intimidación de comunidades colombianas. Es por esto que sectores políticos reclaman del gobierno la extradición de los directivos de la multinacional.

“Los pagos hechos por la compañía siempre estuvieron motivados por nuestra buena fe y preocupación por la seguridad de nuestros empleados, sin embargo reconocimos y actuamos sobre nuestra obligación legal de informar al departamento de Justicia sobre la situación obviamente difícil”, sostuvo Mike Mitchel, vocero de la multinacional bananera Chiquita Brands.

Por su parte, Juan Fernando Cristo, vocero del Partido Liberal (PL) colombiano, propone que la multa que se les ha impuesto en EEUU por medio de un instrumento de cooperación bilateral, “se permita que sea invertida en Colombia en fondo de reparación a las víctimas de los paramilitares”.

“En el conflicto colombiano hay unos ganadores y unos perdedores. Indudablemente los perdedores han sido los campesinos, los indígenas, los negros, todos los desplazados y hay unos ganadores que son los que se han quedado con las mejores tierras y los que están explotando recursos naturales”, declaró Alirio Uribe, director colectivo de Abogados José Alvear Restrepo.

Destaca el reporte de TeleSUR, que la multa a Chiquita Brands, podría ser según agrupaciones humanitarias la punta del iceberg que deja al descubierto los nexos del paramilitarismo, no solo con la clase política, sino también de sus vínculos con empresarios nacionales y extranjeros. En las calles mientras tanto, según Vladimir Carrillo, la relación entre multinacionales y paramilitares, además de deslegitimar al estado, hace que el país se desangre con dineros del exterior, mientras la paz aleja.

también te puede interesar