Internacionales

Protesta multitudinaria contra la ocupación de Irak

Washington – Decenas de miles de personas se manifestaron el sábado en Washington para exigir el fin de la guerra en Irak, cuatro años después de la invasión a ese país, con marchas bajo la consigna “Estados Unidos fuera de Irak ahora”.

Protestas contra la guerra
Una manifestación antibelicista frente a las puertas de la Casa Blanca. | AP

Redacción Central |

Washington – Decenas de miles de personas se manifestaron el sábado en Washington para exigir el fin de la guerra en Irak, cuatro años después de la invasión a ese país, con marchas bajo la consigna “Estados Unidos fuera de Irak ahora”.

Más de 50.000 manifestantes de todo el país, según la prensa en el lugar (las autoridades no dieron cifras) se concentraron en una gélida jornada invernal para dirigirse al Departamento de Defensa y expresar su protesta por un conflicto que ya costó la vida a 3.200 soldados estadounidenses y decenas de miles de civiles iraquíes.

El ex secretario de Justicia de Estados Unidos, Ramsey Clark, pidió un juicio político al presidente George W. Bush, mientras que la activista Cindy Sheehan, que perdió un hijo en Irak, exigió la retirada de las tropas de Irak.

“En 1967 participé en una marcha aquí”, dijo Maureen Dooley, de 59 años, frente al Pentágono. “Llevó siete años terminar con aquella guerra”, recordó.

Allí mismo, un fuerte cerco de policías con cascos y armados, se oponía a los manifestantes.

Cada año desde que Estados Unidos invadió Irak el 20 de marzo de 2003, una serie de organizaciones pacifistas organizan marchas de protesta en el país.

Pese a las protestas y la creciente oposición de los estadounidenses a la guerra, Bush amenazó con vetar el presupuesto de emergencia para Irak y Afganistán si este incluye medidas para forzar una retirada de tropas o gastos domésticos no relacionados con la guerra.

La próxima semana la Cámara de representantes debatirá una medida presupuestaria de 124.000 millones de dólares que incluye una medida demócrata para forzar el retiro de Irak para septiembre de 2008.

Mientras tanto, cuatro senadores de Estados Unidos, dos republicanos y dos demócratas, planean reunirse con soldados y líderes militares en Irak durante el fin de semana, informaron los legisladores en un comunicado.

La concentración del sábado en la capital estadounidense se concretó desde 150 ciudades, según Bill Hackwell, portavoz de Answer (Act Now to Stop War and End Racism), grupo que convocó a la “marcha al Pentágono”.

Mientras tanto varios centenares de defensores de la guerra se reunieron a escasa distancia de donde estaban los pacifistas.

Coreando “¡Estados Unidos!”, los defensores de la invasión a Irak destruyeron, pisotearon y escupieron pancartas de los pacifistas que llamaban a terminar con la guerra. “Los izquierdistas estimulan al enemigo”, se podía leer en una pancarta de los defensores de la guerra.

El grupo Answer también organizó el sábado manifestaciones en San Francisco y Los Ángeles (California, oeste), donde estuvo encabezada por el actor y activista Martín Sheen. La marcha en Hollywood reunió a “decenas de miles” de personas, según la organización, mientras que para la policía de Los Ángeles concurrieron entre 5.000 y 6.000 manifestantes.

La mayoría de los manifestantes en la ciudad californiana erigían pancartas y carteles contra el presidente estadounidense como “El peor presidente de la historia” o “Es tiempo de cambio en Washington”.

También en Chile un grupo de manifestantes conformado por partidos y organizaciones de izquierda encabezó una protesta pacífica frente a la embajada de Estados Unidos, donde se congregaron más de un centenar de personas.

En Europa las demostraciones contra la guerra se extendieron a varios países. La mayor protesta se llevó a cabo en España, especialmente en Madrid, donde según sus organizadores se reunieron unas 400.000 personas.

En Turquía unas 6.000 personas marcharon en Estambul, al grito de “¡Fuera Estados Unidos!” y “¡paren la ocupación!” mientras algunos centenares lo hicieron en Copenhague, Praga, Nicosia y Atenas.

En las últimas horas, la violencia no dio tregua en Irak donde al menos dos personas murieron y otras 350 resultaron heridas o intoxicadas el viernes en un triple atentado suicida con camiones que transportaban bombas de cloro cerca de las ciudades de Faluya y Ramadi, anunció este sábado el ejército estadounidense. La televisión pública iraquí habló de al menos seis muertos.

Asimismo, un soldado estadounidense murió el sábado víctima de los disparos recibidos durante una operación en la ciudad iraquí de Baquba, al norte de Bagdad, anunció el ejército norteamericano en un comunicado.

también te puede interesar