Internacionales

El presunto cerebro del 9-11 reconoce en Guantánamo su papel en los atentados

Khalid Shaikh Mohamed, de 41 años y supuesto cerebro de los atentados del 11 de septiembre en Estados Unidos, ha reconocido su responsabilidad en estos y otros ataques de Al Qaeda

Khalid Shaikh Mohamed
Khalid Shaikh Mohamed tras su detención en Afganistán el 1 de marzo de 2003. | AFP

Redacción Central |

Khalid Shaikh Mohamed, de 41 años y supuesto cerebro de los atentados del 11 de septiembre en Estados Unidos, ha reconocido su responsabilidad en estos y otros ataques de Al Qaeda

Transcripción de una declaración realizada en la base estadounidense de Guantánamo, Cuba y hecha pública por el Pentágono el miércoles. En ella también asegurá no sentirse “feliz” por las personas muertas en el atentado y pide perdón por ello.

“Fui responsable de la operación del 9-11 de la A a la Z”, afirmó Mohamed a través de un funcionario estadounidense que le representaba en una audiencia destinada a determinar si puede ser considerado como “combatiente enemigo”, una figura establecida por el Gobierno de EEUU para los terroristas extranjeros. Este miembro de Al Qaeda fue detenido en Pakistán en marzo de 2003 y trasladado a Estados Unidos.

Además de Shaikh Mohamed, otros prisioneros de Al Qaeda como Ramzi bin al Shaiba, Abu Zubeida y Hambali, pasarán por estas audiencias para valorar si pueden ser clasificados como “combatientes enemigos”, lo que permitiría acusarles de estos atentados ante un tribunal militar de excepción.

El presunto terrorista, de origen paquistaní también se ha declarado responsable de los atentados con coche bomba contra el Word Trade Center en 1993, de los atentados de Bali en 2002, que se saldaron con 202 muertos, y de dos intentos de ataques contra aviones estadounidenses utilizando bombas transportadas en los zapatos.

“Yo era el director de operaciones de Osama Bin Laden para la organización, planificación, seguimiento y ejecución de los atentados del 9-11”, ha dicho a través de su representante, miembro del Ejército estadounidense. Según la transcripción presentada, Mohamed estaba presente durante la audiencia.

Sheikh Mohamed está entre los 14 prisioneros identificados por las autoridades de EEUU como sospechosos de terrorismo de “alto valor”, y fue trasladado a Guantánamo el pasado año desde una prisión secreta de la CIA fuera de EEUU.

Antes de esta declaración, las autoridades estadounidenses ya consideraban a Mohamed como el cerebro de los atentados del 9-11, y aseguran que incluso preparó otro para atentar contra la sede del US Bank, la torre más alta de Los Ángeles, con aviones secuestrados con bombas escondidas en los zapatos.

Otras 28 operaciones

En total, el presunto terrorista ha reconocido su responsabilidad en 31 operaciones de Al Qaeda, entre ellas dos tentativas de asesinato contra los ex presidentes de EEUU Bill Clinton y Jimmy Carter, y contra el fallecido Papa Juan Pablo II.

También ha reconocido que, tras el 9-11, preparó una nueva serie de atentados contra la Library Tower de Los Ángeles, la Torre Sears de Chicago y el Empire State Building de Nueva York, entre otros.

La planificación, la financiación y el control de las operaciones para destruir barcos estadounidenses y petroleros en los estrechos de Ormuz y Gibraltar, y el puerto de Singapur, también llegó a estar entre sus planes, así como un proyecto para destruir el canal de Panamá entre otros proyectos, según su declaración de 26 páginas con párrafos tachados por las autoridades del Pentágono.

 

también te puede interesar