Internacionales

Atentado suicida deja 38 muertos en Bagdad

Bagdad – Un coche bomba detonado por un suicida convirtió un venerable mercado de libros en un infierno, y milicianos balearon a peregrinos chiítas el lunes, cuando la violencia sangrienta regresó, de la mano de presuntos insurgentes suníes, a la capital del país. Por lo menos 38 personas murieron en la explosión y siete peregrinos fueron asesinados

Coche bomba explotado
Restos del coche utilizado en el ataque con bomba en el barrio de Karada de Bagdad (Irak). Un civil resultó muerto y otro herido en la explosión. | EFE

Redacción Central |

Bagdad – Un coche bomba detonado por un suicida convirtió un venerable mercado de libros en un infierno, y milicianos balearon a peregrinos chiítas el lunes, cuando la violencia sangrienta regresó, de la mano de presuntos insurgentes suníes, a la capital del país. Por lo menos 38 personas murieron en la explosión y siete peregrinos fueron asesinados

La violencia _luego de tres días de calma relativa en Bagdad_ apareció como parte de una nueva ofensiva de los extremistas sunitas para provocar una guerra civil sectaria que podría provocar el desmoronamiento del gobierno encabezado por los chiítas y frustrar los planes de Washington.

El atentado _cerca del popular mercado de libros Mutanabi en el centro de Bagdad _ se registró luego de una ofensiva de 1.200 soldados estadounidenses e iraquíes en ciudad Sadr, un bastión de la milicia chií Ejército Mahdi, y la base de combatientes leales al clérigo radical Muqtada al-Sadr. La explosión engendró una espesa columna de humo negro y las llamas alcanzaron a comercios y vehículos.

“Del mercado de libros salieron volando papeles que flotaban como si fueran pasquines arrojados desde un avión”, dijo Naím al-Daraji, un empleado del Ministerio de Salud que conducía su automóvil y pasó a unos 200 metros del sitio de la explosión.

“Restos humanos y pedazos de libros quedaron esparcidos por todas partes”, dijo.

Algunas personas subieron heridos a sus automóviles para llevarlos a hospitales antes de que llegaran las ambulancias.

Los bomberos tuvieron que apuntar con sus mangueras desde lejos porque sus camiones no pueden entrar en el laberinto de callejuelas de la vieja Bagdad. Por lo menos 38 personas murieron y 105 resultaron heridas, dijo Raad Jabar, un funcionario del ministerio de Salud.

En los últimos días la capital de Irak ha sido afectada por ataques esporádicos con vehículos cargados de explosivos, pero ninguno de envergadura desde un atentado el viernes que mató al menos 10 personas.

En otro hecho de violencia, grupos de desconocidos atacaron a tiros a peregrinos chiíes en dos incidentes separados alrededor de Bagdad el lunes. Las agresiones dejaron al menos siete muertos, dijo la policía.

También el lunes, el gobierno de Irak lanzó una investigación sobre una incursión británico-iraquí en la sede de una oficina de inteligencia de la policía en Basora, en el sur de Irak. En la incursión fue capturado un presunto líder de los escuadrones de la muerte y fueron hallados 30 prisioneros que habrían sido torturados.

“Un comité ha comenzado a trabajar para descubrir las circunstancias de este incidente”, dijo Ali al-Dabbagh, vocero del gobierno.

El primer ministro de Irak, Nuri al-Maliki, había ordenado una investigación un día antes y prometió castigar “a aquellos que llevaron a cabo este acto ilegal e irresponsable”, dijo su oficina.

también te puede interesar

Boxeo

Nicaragua va por el oro en boxeo

Pugilistas profesionales apoyarán a los nuestros, quienes buscarán ocho títulos. La final se realizará este domingo en el Polideportivo Alexis...