Internacionales

Presidente iraní va a Arabia Saudí para intentar arreglar crisis regionales

Riad – El presidente iraní, Mahmud Ahmadinejad, realizó este sábado una visita relámpago a Arabia Saudí en la que mantuvo una serie de reuniones con el rey Abdalá destinadas a apaciguar las tensiones en la región

Mahmoud Ahmadinejad
Presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad (I) habla con un funcionario saudí en el aeropuerto de Riyadh el 3 de marzo de 2007. Ahmadinejad llegó a Arabia Saudita para dialogar sobre la situación en Irak, la crisis de Líbano y el tema nuclear. | AFP

Redacción Central |

Riad – El presidente iraní, Mahmud Ahmadinejad, realizó este sábado una visita relámpago a Arabia Saudí en la que mantuvo una serie de reuniones con el rey Abdalá destinadas a apaciguar las tensiones en la región

Ahmadinejad, que efectuó su segunda visita al reino, cenó con el monarca saudí, quien también lo recibió a su llegada a una base aérea de Riad, según un corresponsal de la AFP presente en el lugar.

El presidente iraní regresó posteriormente a Teherán sin que trascendiera información sobre sus reuniones con el rey Abdalá que, según fuentes diplomáticas, se centraron en la violencia religiosa en Irak, la crisis política en Líbano y el controvertido programa nuclear del propio Irán.

“Discutiré con el rey Abdalá del trabajo que debemos llevar a cabo en el mundo islámico y en la región”, dijo el presidente ultraconservador iraní este sábado en Teherán, antes de emprender su viaje a Riad.

Ahmadinejad y el rey Abdalá se reunieron por última vez en diciembre de 2005, en un breve encuentro al margen de una cumbre islámica en La Meca.

Pese a un diálogo continuo, las relaciones entre ambas potencias regionales siguen siendo tensas. El reino saudita, cuna del rito musulmán sunita, se preocupa por la creciente influencia del Irán chiita en Oriente Medio, sobre todo en Irak y Líbano.

Riad y Teherán desean coordinar sus posiciones antes de la celebración, el 10 de marzo, de la conferencia internacional de Bagdad convocada por el gobierno iraquí para intentar lograr la paz en el país, según Anwar Eshki, director de un centro de investigaciones privado con sede en la localidad saudí de Yedda.

Irán ha aumentado su influencia en Irak, país dirigido actualmente por chiitas, y en el Líbano, donde apoya al fuerte movimiento chiita de Hezbolá.

Arabia Saudí, por su parte, es uno de los principales aportadores de fondos al Líbano, pues mantiene estrechos lazos con el gobierno del primer ministro, Fuad Siniora, también apoyado por los países occidentales.

Según comentaristas sauditas, la visita de Ahmadinejad es prueba de la voluntad de ambos países de desplegar esfuerzos para resolver las crisis regionales en un momento en que Teherán está duramente presionada por Occidente para que renuncie a su programa nuclear.

Riad, por su parte, intenta evitar que el tema nuclear iraní desemboque en cualquier tipo de enfrentamiento militar entre Irán y Estados Unidos.

La reunión saudita-iraquí podría “desembocar en una iniciativa común” para desbloquear la situación en Líbano y “un acuerdo mutuo para calmar el conflicto en Irak”, según el analista saudí, Anwar Eshki.

Con respecto a la crisis libanesas, el presidente iraní declaró antes de viajar a Riad que “si Líbano pide ayuda a Irán para (mantener, ndr) la unidad nacional y la independencia, estamos dispuestos a ayudarle”.

El jefe de la mayoría parlamentaria libanesa, Saad Hariri, también llegó a la capital saudí este sábado para mantener reuniones con los responsables saudíes sobre la situación en Líbano y en la región medioriental, según una fuente cercana al político libanés.

Para Bandar Al Aiban, jefe de la comisión de relaciones exteriores de la asamblea consultiva saudí, la visita de Ahmadinejad muestra que Irán busca la ayuda de Arabia Saudí para acabar con las presiones occidentales sobre su programa nuclear.

Teherán siempre ha sostenido que sus ambiciones nucleares son exclusivamente civiles, mientras que para los occidentales son sólo una tapadera para fabricar bombas atómicas.

Según el diario saudí Al Riyadh, un “medio éxito” de la reunión saudita-iraquí “sería mejor que la continuación de las crisis. El rey Abdalá y el presidente saudí tienen todas las posibilidades de lograrlo si ponen toda su voluntad”.

también te puede interesar