Internacionales

Cuestionan la lucha contra el dengue en Paraguay y exigen la dimisión del ministro de Salud

Asunción – Decenas de trabajadores de la salud pública de Paraguay exigieron la dimisión del ministro de Salud, Óscar Martínez, durante una protesta en la que criticaron la campaña del gobierno para frenar el brote epidémico de dengue, que se ha cobrado once vidas en lo que va de año

Trabajadores de la salud en Paraguay
Decenas de trabajadores de la salud pública de Paraguay exigieron la dimisión del ministro de Salud, Óscar Martínez, durante una protesta en la que criticaron la campaña del gobierno para frenar el brote epidémico de dengue, que se ha cobrado once vidas en lo que va de año. En la imagen, una protesta frente al ministerio de la Salud | EFE

Redacción Central |

Asunción – Decenas de trabajadores de la salud pública de Paraguay exigieron la dimisión del ministro de Salud, Óscar Martínez, durante una protesta en la que criticaron la campaña del gobierno para frenar el brote epidémico de dengue, que se ha cobrado once vidas en lo que va de año

“Estamos protestando ante la ausencia de una política de Estado con relación a la lucha contra la epidemia y exigimos a corto plazo resultados a las autoridades”, dijo a Efe la doctora Desirée Masi, dirigente de la Federación Nacional de Trabajadores de la Salud, que encabezó una movilización ante la sede del Ministerio de Salud.

Masi aseveró que Martínez, quien ejerce el cargo desde junio de 2006, debe renunciar, y argumentó que “no está capacitado para coordinar siquiera lo que pasa dentro de su gabinete, y mucho menos una campaña de lucha contra una epidemia”.

La dirigente, quien preside el Círculo Paraguayo de Médicos, explicó que la Federación ha presentado varias propuestas técnicas y científicas para fortalecer las tareas de combate contra el mal.

“Lo que hacemos es denunciar y exigir que se reoriente toda la estrategia. Lo cierto es que no hay resultados porque acá no hay un liderazgo político, no hay capacidad técnica, no hay cabeza dentro del ministerio”, enfatizó.

“Desde el momento en que hay muertes que médicamente se pueden evitar, para nosotros es un fracaso la lucha, y eso ellos (las autoridades sanitarias) no lo pueden eludir”, indicó.

Masi agregó que “el Ministerio de Salud, gracias a sus gremios y no a sus autoridades, tiene el presupuesto suficiente para afrontar la epidemia”, pero enfatizó en que el manejo está “en manos de unos cuantos inútiles, que no son capaces de canalizar esos fondos”.

El Ministerio confirmó que 15.376 personas padecieron el dengue del tipo clásico en lo que va de año, otras 46 registraron la forma hemorrágica, que causó tres muertes, mientras que el tipo más virulento, denominado “visceral”, se cobró cinco vidas.

Además, se reportaron otras dos muertes a causa de la enfermedad, pero de tipos no especificados, a las que se sumó el fallecimiento de una antigua enfermera del Hospital de Clínicas, Catalina Roa, de 44 años.

“Es lamentable la pérdida de nuestra compañera, muy destacable y luchadora, que muere a causa de esta miserable enfermedad que nos azota porque no se tomaron en su momento las previsiones correspondientes”, dijo, por su parte, el doctor Carlos Cubas, otro de los coordinadores de la protesta.

Con relación a las cifras proporcionadas por el organismo estatal, Masi precisó que “si se divulgan en estos momentos más de quince mil casos registrados, uno puede estimar, a partir de los que no fueron reportados, que 140.000 personas ya han padecido la enfermedad”.

La manifestación fue respondida por una contramarcha de un grupo de unos 200 funcionarios agrupados en el Sindicato de Trabajadores de la Salud, quienes con cánticos y pancartas apoyaron a Martínez.

“Estoy de acuerdo con la gestión del ministro. Queremos luchar contra el dengue y no crear conflicto en este momento en que todos tenemos que estar unidos”, indicó Oliva Sosa, una de sus dirigentes.

El brote epidémico de dengue obligó al jefe de Estado, Nicanor Duarte, a declarar el miércoles pasado el estado de emergencia nacional para fortalecer la lucha contra el mal, que ha generado la alarma por su rápida propagación.

Durante los 60 días que durará la medida, la Secretaría de Emergencia Nacional coordinará el esfuerzo de las autoridades, que se centrará en la logística de las brigadas que saldrán a las calles e ingresarán a las casas para erradicar los criaderos del mosquito “aedes aegypti”.

La Secretaría anunció que el Gobierno destinará cerca de cuatro millones de dólares durante esos dos meses.

también te puede interesar