Internacionales

Chávez dice que “jamás” recibiría a Bush y auguró que su gira será un fracaso

El presidente venezolano, Hugo Chávez, dijo que “jamás” recibirá a su colega de EEUU, George W. Bush, pero que respeta a los países latinoamericanos que sí lo harán en la gira que hará a la región en marzo, a la que le auguró el fracaso

Hugo Chávez
El presidente venezolano, Hugo Chávez, dijo que "jamás" recibirá a su colega de EEUU, George W. Bush, pero que respeta a los países latinoamericanos que sí lo harán en la gira que hará a la región en marzo, a la que le auguró el fracaso. En la imagen, Chávez habla durante una rueda de prensa celebrada este sábado en Caracas. | EFE

Redacción Central |

El presidente venezolano, Hugo Chávez, dijo que “jamás” recibirá a su colega de EEUU, George W. Bush, pero que respeta a los países latinoamericanos que sí lo harán en la gira que hará a la región en marzo, a la que le auguró el fracaso

“Debo decir que respeto grandemente la libertad diplomática y la libertad de los países de América Latina para recibir a este caballerito; cada quien tiene (derecho); aquí nosotros, por supuesto, nunca lo recibiríamos; jamás (…), porque sabemos lo que es. Esto no es nada personal, es lo que significa el presidente de EEUU”, remarcó el gobernante en una rueda de prensa.

Bush, añadió Chávez, es “aborrecido mayoritariamente” por sus propios conciudadanos y su gira constituye “una ofensiva sin destino, sin futuro” y “está derrotado antes de iniciarla”.

“Creo que el presidente de EEUU no tiene nada que buscar en América Latina”, prosiguió y calificó de tardía su decisión de llegar a la región en “una ofensiva destinada al abismo de la derrota” y con el empeño de “dividir y frenar la integración”.

“Siempre fue (esa) su estrategia y casi siempre (los gobernantes estadounidenses) lograron éxito” en ello, pero ya comenzaron a encajar reveses, como cuando Bush salió “con el rabo entre las piernas y ni se despidió siquiera”, tras participar recientemente en una cumbre regional en Argentina, en la que no logró apoyo a su propuesta de crear el Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA).

“¡La prepotencia imperial!. Allá (en Argentina) quedó enterrado el ALCA”, agregó y alabó su proyecto de integración regional bajo premisas como la complementariedad y de la solidaridad que atribuye a la Alternativa Bolivariana para América (ALBA) que, “en cambio -remarcó- está obteniendo éxitos resonantes”.

“Ya veremos, en todo caso”, lo que sucede con la gira de Bush prosiguió y recordó que ya el presidente argentino, Néstor Kirchner, manifestó recientemente y en su presencia que era un “error absoluto” pensar que él o su colega de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, pretendían contener el proceso político venezolano.

“Entre nosotros”, remarcó sobre esos y otros presidentes, “hay una grandísima amistad, unida a un grandísimo respeto”.

Venezuela está evaluando “esta llamada ofensiva diplomática” de EEUU, “que trae en la manga quien sabe cuántas otras cosas”, agregó y abogó por un sucesor de Bush “con el que se pueda hablar, discutir, y no lo digo solo por Venezuela, sino por el mundo”.

Hace diez días, al comentar por primera vez la gira de Bush, Chávez previó que éste escuchará en los países latinoamericanos que visite la consigna “¡Qué muera el imperio norteamericano!”.

“Con este grito te recibimos en la América de Bolívar, San Martín, Abreu de Lima, Tiradentes, Tupac Catari, Tupac Amarú, Huaicaipuro (caciques y próceres independentistas); así te recibimos, jefe del imperio. ¡Qué muera el imperio norteamericano!”, exclamó entonces Chávez en una alocución televisada.

Al igual que entonces, Chávez volvió hoy a sostener que EEUU no tiene más remedio que seguir dependiendo del petróleo de países como el suyo, al que dijo llaman en Washington “países canallas”.

La disputa verbal que caracteriza la relación bilateral desde que Chávez llegó al poder en 1999 no ha afectado la comercial, basada en las exportaciones de petróleo venezolano, a razón de alrededor de 1,5 millones de barriles diarios de crudo y derivados, lo que permite atender cerca de un quinto de la demanda estadounidense.

también te puede interesar