Internacionales

La Casa Blanca se opondrá a senadores demócratas en caso Irak

Washington – La Casa Blanca indicó el viernes que se opondrá a cualquier intento de los senadores demócratas por revocar la resolución del Congreso del 2002 que autoriza la guerra en Irak, y de dejar a los militares estadounidenses con una misión limitada mientras se preparan para retirarse de ese país

Violencia en Irak
Al menos 3.000 latinoamericanos trabajan como mercenarios en Irak contratados por empresas estadounidenses y británicas. | EFE. Archivo

Redacción Central |

Washington – La Casa Blanca indicó el viernes que se opondrá a cualquier intento de los senadores demócratas por revocar la resolución del Congreso del 2002 que autoriza la guerra en Irak, y de dejar a los militares estadounidenses con una misión limitada mientras se preparan para retirarse de ese país

El gobierno del presidente George W. Bush argumentó que los cambios en la resolución son innecesarios, aunque fue redactada en los días en que el presidente Saddam Hussein estaba en el poder y se suponía _sospecha que más tarde demostraría ser falsa_ que Irak tenía armas de destrucción masiva. Aun así, la Casa Blanca dijo que los demócratas estaban en un estado de confusión en torno a ese país.

“Se han presentado muchos… cambios en la posición de los demócratas en estos momentos”, afirmó el subsecretario de prensa de la Casa Blanca, Tony Fratto. “Es difícil decir exactamente cuál es su posición”.

Aún no se concluye la redacción del texto de los demócratas. Una versión dispondría que los soldados enviados a Irak se concentren exclusivamente en combatir a la red al-Qaida y entrenar a las fuerzas de seguridad iraníes, manteniendo la integridad territorial iraquí y preparando el retorno de las fuerzas de Estados Unidos.

El jefe del bloque demócrata, Harry Reid, desea presentar el proyecto la semana que viene e incluir la propuesta en una legislación antiterrorista a ser debatida hacia fin de mes. Los dirigentes que informaron sobre el proyecto pidieron no ser identificados ya que aún no se han dado detalles a la base partidaria.

“Este tipo de esfuerzos tienen consecuencias”, expresó Fratto. Afirmó que sacar a los soldados de Bagdad provocaría un caos.

Los republicanos frustraron dos intentos recientes de los demócratas de aprobar medidas no vinculantes condenando la decisión de Bush de enviar otros 21.500 soldados a Irak.

Reid dijo entonces que ahora el objetivo es aprobar una legislación, que sería de cumplimiento obligatorio.

La Casa Blanca indicó el viernes que la autorización del 2002 sigue vigente y se abstuvo de comentar las versiones de que los demócratas intentan anularla.

“No voy a hablar de una legislación hipotética”, expresó Fratto. “Obviamente el presidente quiere contar con los recursos y la flexibilidad para llevar adelante nuestras operaciones. No sabemos qué pretenden (los demócratas). Parecen estar divididos”.

Cualquier intento de limitar los poderes de Bush en su condición de comandante en jefe encontraría la firme oposición de los aliados del mandatario en el Senado. Además, mientras que con las medidas no vinculantes promovidas en el pasado no había posibilidades de un veto presidencial, si se aprueba una legislación Bush podría vetarla.

La actitud de los demócratas en el Senado contrasta con la de sus correligionarios de la Cámara de Representantes, donde la semana pasada se aprobó una medida no vinculante.

Pero la jefa del bloque demócrata de la Cámara Baja, Nancy Pelosi, dijo que espera que se apruebe una legislación que establezca estrictos requisitos para el envío de soldados a Irak.

El representante demócrata John Murtha dijo que una legislación de ese tipo impediría a Bush enviar más efectivos.

también te puede interesar