Internacionales

EEUU hace caso omiso a la oferta de Ahmadineyad para cerrar las plantas nucleares

Washington – El Gobierno de Estados Unidos rechazó hoy valorar la propuesta del presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, de cerrar todas sus instalaciones nucleares si Washington y sus aliados hacen lo mismo

Mahmud Ahmadineyad
El Gobierno de Estados Unidos rechazó hoy valorar la propuesta del presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, de cerrar todas sus instalaciones nucleares si Washington y sus aliados hacen lo mismo. En la imagen, Ahmadineyad asiste este martes a una reunión de la Asamblea de Expertos en Teherán, Irán. | EFE

Redacción Central |

Washington – El Gobierno de Estados Unidos rechazó hoy valorar la propuesta del presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, de cerrar todas sus instalaciones nucleares si Washington y sus aliados hacen lo mismo

“¿Creéis que es una oferta seria?”, preguntó en rueda de prensa el portavoz de la Casa Blanca, Tony Snow, en alusión a la propuesta formulada por el líder iraní en un discurso en la ciudad de Rasht, al norte del país.

En su intervención, Ahmadineyad dejó claro que Irán sólo estará dispuesto a suspender el enriquecimiento de uranio cuando los países occidentales también lo hagan.

“¿Por qué vuestras enormes fábricas de producción de combustible pueden funcionar 24 horas del día mientras que nuestras instalaciones tecnológicas recientemente fundadas deben estar cerradas?”, preguntó el dirigente iraní.

Snow subrayó que la posición de Washington en este contencioso también está muy clara.

“Entendemos que Irán quiera tener poder nuclear civil y no tenemos ningún problema con eso. Pero sí tenemos problemas con un Irán que tenga capacidad de desarrollar armas nucleares”, agregó.

“Esa es la oferta que mantenemos” y que mantiene la comunidad internacional, dijo el portavoz estadounidense.

Mañana, miércoles, expira el plazo de 60 días que el Consejo de Seguridad de la ONU dio a Teherán el 23 de diciembre pasado para que cumpla con la resolución 1737.

Esa resolución exige a Irán que suspenda de inmediato las actividades de enriquecimiento de uranio y da un plazo de 60 días al Organismo Internacional para la Energía Atómica (OIEA) para que confirme que el régimen iraní lo ha cumplido.

El Consejo de Seguridad amenaza, además, con imponer sanciones adicionales, que no especifica, si Irán no acata la resolución.

también te puede interesar