Internacionales

Coches bomba matan a 60 personas en Bagdad

Bagdad – Dos coches bomba explotaron el domingo en un área predominantemente chiíta de Bagdad, lo que provocó la muerte de al menos 60 personas en el peor ataque desde que fuerzas estadounidenses e iraquíes lanzaron hace cinco días una ofensiva en la capital del país

Violencia en Irak
Dos coches bomba explotaron el domingo en un área predominantemente chiíta de Bagdad. | Reuters

Redacción Central |

Bagdad – Dos coches bomba explotaron el domingo en un área predominantemente chiíta de Bagdad, lo que provocó la muerte de al menos 60 personas en el peor ataque desde que fuerzas estadounidenses e iraquíes lanzaron hace cinco días una ofensiva en la capital del país

Las explosiones ocurrieron justo dos días después de que el primer ministro iraquí, Nuri al-Maliki, catalogó como un “brillante éxito” la “Ofensiva para Imponer la Ley,” que tiene como objetivo reducir la violencia en la capital, desde que fue lanzada formalmente el miércoles.

Generales estadounidenses habían advertido que la merma en la violencia duraría sólo hasta que los militantes acordaran una nueva medida y adaptaran sus tácticas.

En el peor ataque del domingo, un doble atentado con coches bomba destruyó el área de un concurrido mercado de Nuevo Bagdad, un distrito mayormente chiíta situado en la parte este de la capital, dejando al menos 60 muertos y 131 heridos, informó la polica.

Un fotógrafo de Reuters, Carlos Barria, quien se encontraba junto a una unidad del Ejército estadounidense que estaba en el área, informó que vio cuerpos tirados en las calles luego de las dos explosiones, que según dijo ocurrieron con diez segundos de diferencia y a 100 metros de distancia una de la otra.

“Vi a un hombre de unos 50 años. Cargaba a un niño muerto de unos diez años. Lo sostenía de un brazo y una pierna y gritaba,” dijo.

Un hombre que vestía un traje yacía muerto cerca de un Mercedes negro, con un trozo de metralla en la cabeza. Una de las explosiones devastó parcialmente a un edificio de dos pisos.

POSANDO PARA FOTOGRAFIAS

Quince minutos antes, un patrulla de fuerzas estadounidenses e iraquíes se detuvo en una esquina para tomar fotografías en el lugar donde explotó la segunda bomba.

En un tercer ataque con coche bomba, dos personas fueron muertas cuando éste explotó cerca de un puesto de seguridad en Sadr, un bastión del Ejército Mehdi, la milicia del radical clérigo antiestadounidense Moqtada al-Sadr que Washington y líderes árabes sunitas han responsabilizado por numerosas matanzas.

Fuerzas británicas se enfrentaron el domingo con hombres armados con ametralladoras y granadas propulsadas por bazucas en un bastión de la milicia chiíta en la ciudad de Basora, lo que provocó la muerte de al menos a tres combatientes, dijo la policía.

La batalla se produjo durante una operación de 3.000 soldados iraquíes y británicos en el puerto petrolero para controlar a pandillas criminales y milicias chiítas. La operación está vinculada a la ofensiva en Bagdad.

Ha habido una relativa calma en la violencia sectaria desde el lanzamiento de la ofensiva, considerada como el último intento por evitar la guerra civil.

Temprano el domingo, la policía iraquí había reportado que el sábado halló sólo cinco cuerpos en Bagdad, en un significativo descenso frente a la cifra habitual de entre 40 y 50 cadáveres.

Fue una de las cifras más bajas desde el ataque perpetrado hace un año contra un santuario chiíta en Samarra, que desató enfrentamientos que dejaron decenas de miles de muertos.

El sábado, la secretaria de Estado estadounidense, Condoleezza Rice, dijo que los líderes de Irak deberían utilizar la merma en los actos de violencia para impulsar la reconciliación nacional.

“Tuvo un buen comienzo,” dijo Rice, en referencia a la “Operación para Imponer la Ley.” “Lo realmente importante es cómo los iraquíes utilicen el espacio para respirar que proveería (el avance logrado),” agregó.

también te puede interesar