Internacionales

Fallece Maurice Papon, colaborador francés que ayudo a los nazis

París – El ex funcionario francés Maurice Papon, de 96 años, condenado por complicidad en crímenes contra la humanidad por su papel en la deportación de judíos durante la ocupación nazi, falleció este sábado, anunció su abogado, Francis Vuillemin

Maurice Papon
Maurice Papon, condenado por complicidad en crímenes contra la humanidad por su papel en la deportación de judíos durante la ocupación nazi. | AP. Archivo

Redacción Central |

París – El ex funcionario francés Maurice Papon, de 96 años, condenado por complicidad en crímenes contra la humanidad por su papel en la deportación de judíos durante la ocupación nazi, falleció este sábado, anunció su abogado, Francis Vuillemin

Condenado en 1998 a diez años de reclusión, fue encarcelado durante cerca de tres antes de ser puesto en libertad a causa de su estado de salud.

Fue el único alto cargo de Francia condenado por la deportación de judíos.

Papon fue hospitalizado el jueves 8 de febrero por una insuficiencia cardiaca y operado el martes pasado. Desde su puesta en libertad, el ex funcionario había permanecido confinado en el hospital de su ciudad natal, Gretz-Armainvilliers, en la región de París.

“Maurice Papon murió el sábado 17 de enero de 2007 a las 16 horas”, precisó su abogado que señaló que “el ex ministro nunca aceptó su condena del 2 de abril de 1998 por parte del Tribunal de Burdeos” (suroeste).

“Papon pudo morir en total tranquilidad. No fue el caso de todos los que mandó a la muerte. Ante su desaparición, prefiero pensar en todas sus víctimas”, declaró a la AFP Benjamin Abtan, presidente de l UEJF (Unión de los Estudiantes Judíos de Francia).

“El proceso Papon fue un momento clave para la construcción de la memoria de la Shoah (Holocausto judío)”, añadió este militante.

“Lo recordaremos (a Papon) no solamente como un criminal, sino también como un símbolo de la responsabilidad del Estado francés en la tentativa de destrucción de los judíos de Europa”, acusó.

En 1998, Papon, que siempre defendió su inocencia, fue condenado a diez años de cárcel en Burdeos. Al ex funcionario se le consideró cómplice de arrestos, secuestros arbitrarios y organización de caravanas de deportados cuando era delegado del gobierno en esta ciudad, bajo la ocupación alemana.

Antes de que su pasado lo volviera a atrapar, Papon gozó de una larga y exitosa carrera en el seno de la burocracia francesa, desde la posguerra hasta los años 80.

Este hombre de apariencia discreta, que no dudó en fugarse a Suiza en 1999 tras su condena, ocupó los cargos de prefecto en la argelina Constantina (1956-58), durante la guerra de independencia de ese país norteafricano, y prefecto de policía de París entre 1958 y 1967.

Fue en 1961 cuando se produjo la represión sangrienta de una manifestación pacífica de argelinos en las calles de París, bajo el gobierno del general de Gaulle.

En lugar de recibir sanciones, Papon siguió escalando en la jerarquía hasta convertirse en ministro del Presupuesto entre 1978 y 1981.

Justo antes de las presidenciales de 1981, la publicación satírica francesa Le Canard Enchainé publicó documentos fechados entre 1943 y 1944 referentes a deportaciones, firmados de su puño y letra.

Pero su enjuiciamiento fue un objetivo duro de alcanzar para las víctimas y las asociaciones de defensa de los derechos humanos.

A lo largo de 17 años, Papon pudo evitar la acción de la justicia. Y al final de su lucha, obtuvo una satisfacción parcial.

“El Tribunal Europeo de Derechos Humanos condenó a Francia el 25 de julio de 2002 por no haber respetado las reglas de un proceso justo. El 4 de abril de 2002, el Consejo de Estado (francés) absolvió a Maurice Papon de pagar la mitad de los daños e intereses a las víctimas y los transfirió al Estado”, recordó su abogado este sábado.

también te puede interesar