Internacionales

Acuerdo para que Corea del Norte abandone su programa nuclear

Pekín – Los seis países que negocian para que Corea del Norte abandone su programa nuclear llegaron a un acuerdo al respecto en la madrugada del martes en Pekín, anunció un responsable surcoreano

Christopher Hill
El negociador estadounidense en las conversaciones sobre la crisis nuclear norcoreana, Christopher Hill, habla con los periodistas el 12 de febrero de 2007 en Pekín. | AFP

Redacción Central |

Pekín – Los seis países que negocian para que Corea del Norte abandone su programa nuclear llegaron a un acuerdo al respecto en la madrugada del martes en Pekín, anunció un responsable surcoreano

“Los negociadores en jefe llegaron a un acuerdo con base en un documento conjunto”, declaró a la AFP un responsable del gobierno surcoreano que participaba en las tratativas.

Ese acuerdo “tiene que ser aprobado por los gobiernos de cada país que negocia”, es decir, Estados Unidos, las dos Coreas, Rusia, China y Japón, añadió la fuente.

El portavoz de la cancillería china, Qin Gang, confirmó que los negociadores terminaron sus encuentros positivamente en la madrugada del martes, a las 02H00 (18H00 GMT del lunes).

Pero no confirmó el acuerdo, y dijo que volverán a reunirse el martes por la mañana para perfilar el resultado.

“Después de unas consultas extraordinariamente intensas (…) ha habido avances positivos” y “las delegaciones han decidido que necesitamos reunirnos hoy (martes) para confirmar los progresos hechos”, declaró.

Horas antes, un responsable de la delegación surcoreana había vaticinado un probable acuerdo el lunes por la noche, que debería ser refrendado por los gobiernos de los países participantes el martes.

“Si se ponen de acuerdo sobre un documento común, necesitarán el acuerdo de sus gobiernos; en consecuencia podría ser adoptado mañana” (martes), calculó.

Estas conversaciones comenzaron en 2003, y en 2005 Corea del Norte aceptó abandonar su programa nuclear a cambio de garantías de seguridad, ayuda económica y mejora de sus relaciones con Washington.

Sin embargo, rompió su compromiso dos meses después, en protesta por las sanciones estadounidenses contra un banco de Macao acusado de lavado de dinero en favor del régimen norcoreano.

En octubre de 2006 efectuó su primer ensayo nuclear y en diciembre se reanudaron las tratativas, aunque sin éxito, pues Corea del Norte reclamó el levantamiento de todas las sanciones en su contra, tanto las de Estados Unidos como las de la ONU.

El acuerdo llegó después de cinco días de pocos avances aun este lunes, cuando el principal negociador norteamericano, Christopher Hill, y sus pares de Japón y Corea del Sur afirmaron que el éxito o el fracaso de los contactos dependía de la respuesta del negociador norcoreano, Kim Kye-Gwan.

Las tratativas tropezaban con la cuestión de cómo compensar en el terreno energético a Corea del Norte a cambio de que el país asiático detenga las actividades de su principal planta nuclear.

Un funcionario surcoreano dijo después que parecía que Corea del Norte no había retrocedido suficientemente con respecto a sus anteriores exigencias en las negociaciones.

Estas discusiones comenzaron el jueves en un ambiente de optimismo, ya que China, el país anfitrión, presentó una propuesta para que Corea del Norte diera los pasos iniciales hacia un desarme a cambio de incentivos económicos.

Este proyecto chino incluía medidas que Corea del Norte, uno de los países más pobres y aislados del mundo, podría adoptar para comenzar su desarme a cambio de ayuda energética y otros incentivos económicos.

Esto también implicaba que el cierre en Corea del Norte del reactor nuclear de cinco megavatios de Yongbyon y otras instalaciones atómicas en un plazo de dos meses.

Pero el régimen estalinista norcoreano, aparentemente alentado por su primera prueba nuclear, ha exigido dos millones de toneladas de fuel como parte del paquete de incentivos, según la prensa japonesa.

Esa cantidad sería cuatro veces superior al fuel ofrecido en un acuerdo de desarme de 1994, ahora caduco. También hay especulaciones de que Corea del Norte ha exigido miles de megavatios de electricidad.

El jefe de los negociadores nipones, Kenichiro Sasae, declaró el domingo que el principal problema son “las excesivas expectativas” de Corea del Norte en materia de ayuda energética.

también te puede interesar

Bandera del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN)

CIRCULAR / JEFATURA NACIONAL DE CAMPAÑA

Como [email protected], como Gran Familia, como Familia Sandinista, Vamos Adelante, EN AMORANICARAGUA, y Siempre Más Allá!