Internacionales

Denuncian que bombardeo de EEUU mata a civiles en Irak

Bagdad – El ejército de Estados Unidos dijo el jueves que 13 insurgentes murieron en un bombardeo aéreo al oeste de Bagdad, pero funcionarios locales dijeron que en el ataque murieron 45 civiles, entre ellos mujeres y niños

Redacción Central |

Bagdad – El ejército de Estados Unidos dijo el jueves que 13 insurgentes murieron en un bombardeo aéreo al oeste de Bagdad, pero funcionarios locales dijeron que en el ataque murieron 45 civiles, entre ellos mujeres y niños

Fuerzas de Estados Unidos lanzaron el ataque luego que datos de inteligencia indicaron que presuntos insurgentes se habían congregado en dos viviendas para combatientes extranjeros al noreste de Amiriya, a 40 kilómetros al oeste de Bagdad, dijo el ejército en un comunicado.

Los militares aseguraron que tras capturar a cinco presuntos guerrilleros islámicos y confiscar un alijo de armas, bombardearon dos viviendas matando a 13 insurgentes.

Pero la policía y funcionarios de un hospital en el área dijeron que en el bombardeo contra la población de Zaidan, al sur de Abu Ghraib, fueron destruidas cuatro viviendas, muriendo 45 personas, incluidas mujeres, niños y ancianos.

Una fotografía de The Associated Press mostró el cadáver de un niño en la parte trasera de una camioneta, en el cercano hospital de Faluya. Personas del lugar dijeron que era una de las víctimas del bombardeo aéreo en Zaydan. Otras fotografías mostraron varios niños heridos que estaban siendo tratados en el hospital.

Thamir al-Dulaimi, médico del hospital público de Faluya, dijo que otros 20 civiles de la aldea estaban siendo tratados en el centro médico. Por otra parte, un agente de la patrulla caminera dijo que civiles estaban trayendo en sus vehículos personas que habían sido heridas en el bombardeo aéreo.

Amiriya se encuentra en la provincia de Anbar, un bastión de la insurgencia situado al oeste de Bagdad. En el área, centenares de soldados norteamericanos han muerto en combate.

Por otra parte, fuerzas iraquíes y estadounidenses arrestaron el jueves al viceministro de Salud Pública, acusado de corrupción y de desviar millones de dólares hacia escuadrones de la muerte chiís responsabilizados por buena parte de la violencia sectaria en Bagdad.

El arresto de Hakim al-Zamili fue el último suceso en una ofensiva contra milicias del clérigo radical chií Muqtada al-Sadr, y se registró un día después que el vocero militar norteamericano, general William Caldwell, informó que estaba en marcha un operativo para frenar la ola de violencia en Bagdad.

Pese a ello, la violencia continuó el jueves implacable. Vehículos cargados de explosivos estallaron en Bagdad y al sur de la capital, en urbanizaciones de mayoría chií. Por lo menos 43 personas murieron o fueron halladas asesinadas en Irak.

El ejército de Estados Unidos anunció por su parte que cuatro infantes de marina murieron en acción en la provincia de Anbar, un bastión insurgente al oeste de Bagdad. Con esas bajas, ascienden a 3.114 los efectivos militares norteamericanos que mueren en Irak desde el comienzo de la invasión, en marzo del 2003, según un conteo de The Associated Press.

A su vez, fuerzas de seguridad iraquíes detuvieron a un asesor del líder de Al-Qaida en Irak en una incursión en la madrugada del jueves en una estación de servicio al sur de Bagdad, dijeron un funcionario de seguridad y una emisora de televisión controlada por el gobierno.

El funcionario, que pidió no ser identificado pues no está autorizado a hablar con medios de prensa, dijo que el detenido era un ayudante de Abu Hamza al-Muhajir, también conocido como Abu Ayyub al-Masri, líder de al-Qaida en Irak.

Por otra parte, la embajada de Estados Unidos en Bagdad dijo que funcionarios estadounidenses investigan un incidente del 31 de enero en que estuvo involucrado un helicóptero civil, luego que el diario The New York times informó que insurgentes derribaron la aeronave con fuego antiaéreo durante un vuelo entre Hila y Bagdad.

De confirmarse, sería el sexto helicóptero derribado en Irak desde el 20 de enero. El más reciente incidente ocurrió el miércoles, cuando un helicóptero CH-46 Sea Knight fue derribado al noroeste de Bagdad, muriendo siete personas a bordo.

también te puede interesar