Internacionales

45 muertos en ataque contra chiíes en Irak

Bagdad – Dos atacantes suicidas se inmolaron el jueves en un concurrido mercado de una ciudad chií ubicada al sur de Bagdad, matando a 45 personas y lesionando a 150, dijo la policía

Redacción Central |

Bagdad – Dos atacantes suicidas se inmolaron el jueves en un concurrido mercado de una ciudad chií ubicada al sur de Bagdad, matando a 45 personas y lesionando a 150, dijo la policía

Se trata del más reciente de una serie de ataques insurgentes contra la secta mayoritaria durante el mes islámico santo del Muharram.

El ataque sucedió a eso de las 6.00 de la tarde en el mercado al aire libre Maktabat en el centro de Hila, a 95 kilómetros al sur de Bagdad, mientras los compradores adquirían alimentos para la cena.

Los agentes detuvieron a uno de los atacantes por considerarlo sospechoso. El atacante detonó entonces sus explosivos, seguido poco después por su compañero que caminaba detrás de él.

En el atentado murieron 45 personas y 150 resultaron lesionadas, expresó el capitán Muthanna Jaled, portavoz de la policía en la provincia de Babil, de la que Hila es la capital.

Hila fue escenario de uno de los ataques más letales de la guerra en Irak, cuando un atacante suicida detonó su vehículo y mató a 125 personas el 28 de febrero del 2005.

El ataque suicida se sumó a otros hechos de violencia sectaria en los que murieron 17 personas más en Bagdad, mientras las fuerzas de seguridad de Irak y Estados Unidos se preparaban para implementar un operativo de seguridad que traiga calma a la capital.

La violencia sectaria tuvo lugar después que la comunidad chií celebró el martes su día más santo, el Ashura, en el que se conmemora la muerte del Imán Hussein, nieto del profeta Mahoma.

Hussein fue asesinado en Karbala como parte de una lucha de poder que terminó con la división entre chiíes y suníes.

El gobierno iraquí, mientras tanto, convocó a los países vecinos, entre ellos a Irán y Siria, a participar de una reunión de seguridad que se realizará el mes próximo en Bagdad.

El funcionario de la cancillería iraquí que efectuó el anuncio no dijo cuándo será la reunión, pero indicó que estaba prevista para marzo.

Aunque es el décimo encuentro sobre seguridad realizado con las naciones vecinas, será el primero en Bagdad. La reunión anterior se realizó en julio en Irán.

Un funcionario del Ministerio de Salud, en tanto, expresó que 1.990 civiles iraquíes murieron en hechos de violencia en enero, un sustancial incremento con respecto a los 543 civiles fallecidos en el mismo mes del año anterior. Las estadísticas ofrecidas por otros grupos, entre ellas las de las Naciones Unidas, han presentado una cifra bastante mayor.

El informante, que se negó a ser identificado porque no estaba autorizado a difundir la información, manifestó también que 1.936 civiles resultaron heridos. La información surge de los informes diarios que las morgues y los hospitales ofrecen de manera diaria, indicó.

De acuerdo con estadísticas de los ministerios de Defensa y del Interior, 100 soldados iraquíes murieron en enero, al igual que 593 insurgentes. Otros 1.926 milicianos fueron detenidos.

Una fuente de la cancillería que habló a condición de mantener su nombre en el anonimato porque no estaba autorizada a difundir la información, expresó que las invitaciones al encuentro de marzo fueron enviadas a Jordania, Kuwait, Irán, Arabia Saudí, Turquía, y Siria, al igual que a Egipto, Bahrein, la Liga Arabe, la Conferencia de Organizaciones Islámicas, y las Naciones Unidas.

El anuncio fue efectuado el mismo día que las autoridades dijeron que Irak suspendió de manera indefinida todos los vuelos desde y hacia Siria, y cerró un cruce fronterizo con Irán como antesala a un operativo contra la violencia en la capital y áreas aledañas.

En otros hechos de violencia, en tanto, un vehículo cargado con explosivos detonó en una parada de autobuses cerca de una concurrida zona comercial del centro de Bagdad, matando a seis personas y lesionando a 12, dijo la policía.

Otra bomba detonó en un minibus del vecindario de Karrada, de mayoría chií, y seis personas murieron y ocho resultaron heridas, indicó la policía.

Las explosiones tuvieron lugar horas después que varios proyectiles de morteros cayeron en el vecindario suní de Azamiya por tercer día consecutivo, matando a por lo menos cinco personas y lesionando a 12, dijeron fuentes hospitalarias y policiales.

también te puede interesar