Internacionales

Disturbios marcan inicio de movilización por Constituyente en Ecuador

Quito – Unos 5.000 seguidores del gobierno forzaron el desalojo del Congreso de Ecuador el martes, en el primer día de movilizaciones en favor de la consulta sobre una Constituyente rechazadas por la oposición, que acusó al Ejecutivo de copiar el “autoritarismo” del presidente Hugo Chávez

Manifestación en Ecuador
Policía anti motines y manifestantes se enfrentan frente al edificio del Congreso el 30 de enero de 2007 en Quito. Los manifestantes exigen que el Congreso apruebe una Asamblea Constituyente. | AFP

Redacción Central |

Quito – Unos 5.000 seguidores del gobierno forzaron el desalojo del Congreso de Ecuador el martes, en el primer día de movilizaciones en favor de la consulta sobre una Constituyente rechazadas por la oposición, que acusó al Ejecutivo de copiar el “autoritarismo” del presidente Hugo Chávez

Los manifestantes cercaron la sede del Legislativo -que tiene en sus manos la suerte del plebiscito- hasta obligar a los diputados a salir en desbandada por la parte trasera, constataron reporteros de la AFP.

“A partir de hoy entramos en un proceso de movilización hasta que el Congreso respete la voluntad de cambio de los ecuatorianos y viabilice la consulta”, dijo a la AFP César Rodríguez, directivo de Alianza País, movimiento con el cual Rafael Correa ganó la Presidencia.

La jornada reunió a organizaciones civiles, grupos políticos de izquierda, sindicatos y estudiantes, que corearon insultos contra los diputados que analizaban la viabilidad de la consulta.

Diputados opositores acusaron a Correa de alentar los desórdenes, tildándolo de “dictador”, y dijeron que pretende copiar el modelo “autoritario” de su amigo, el mandatario venezolano.

“Fue una violación terrible, estamos viviendo una dictadura. Correa quiere imitar al pie de la letra a Chávez, replicar su esquema autoritario”, dijo Luis Tapia, jefe de la bancada del Partido Sociedad Patriótica (PSP), segunda fuerza política liderada por Gutiérrez.

Mientras, los indígenas -que propiciaron la caída de dos presidentes en la última década- preparan un cronograma de actividades para presionar la aprobación del plebiscito, convocado para el 18 de marzo, dijo a la AFP Humberto Cholango, líder de la Confederación de los Pueblos de Nacionalidad Kichua.

Ese y otros 33 grupos cívicos conforman un “frente social” que apoya la redacción de una nueva Carta Magna.

Las marchas comenzaron justo una semana después de que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) dejó la calificación de la consulta en manos del Congreso pese al rechazo de Correa -en el poder desde hace 15 días- a que fuera avalada por ese órgano, conformado por una mayoría opositora que respalda la Asamblea sólo bajo sus propias condiciones.

El gobierno reiteró este martes que está dispuesto a establecer un tribunal exclusivamente (ad hoc) para que organice el plebiscito.

“Entre hoy y mañana el gobierno tomará una decisión al respecto y será la que más le convenga al país”, dijo la portavoz de la presidencia, Mónica Chuji.

Correa anunció el domingo que esta será una semana de “presión” en favor de la Constituyente -puntal de su proyecto de “revolución socialista”- y reiteró que con ella busca implantar la figura de la revocatoria del mandato.

El gobernante no presentó candidatos en los comicios legislativos de octubre, por lo que el Congreso teme su disolución.

“Estamos ante una semana crucial. Unicamente la fuerza ética y moral del pueblo obligará a la partidocracia a obedecer a sus mandantes”, advirtió Correa, quien denunció que los “dueños del poder en el Parlamento tienen un deseo explícito de derrocarlo” y para ello conspiran contra la Asamblea.

Diputados de los principales partidos opositores negaron los señalamientos calificándolos de “insultantes, histriónicos y desafortunados”.

también te puede interesar