Internacionales

Israel podría haber realizado un uso ilícito de bombas racimo estadounidenses

Washington Israel posiblemente usó de modo ilícito bombas racimo de fabricación estadounidense durante el ataque a zonas donde residían civiles en el sur del Líbano en el pasado verano, indicó hoy el Departamento de Estado

Bamba de racino estadounidense
Israel posiblemente usó de modo ilícito bombas racimo de fabricación estadounidense durante el ataque en zonas donde residían civiles en el sur del Líbano el pasado verano. En la imagen, una bomba de racimo israelí sin explotar en el sur del Líbano. | EFE. Archivo

Redacción Central |

Washington Israel posiblemente usó de modo ilícito bombas racimo de fabricación estadounidense durante el ataque a zonas donde residían civiles en el sur del Líbano en el pasado verano, indicó hoy el Departamento de Estado

Así lo anunció hoy el portavoz de este departamento, Sean McCormack, quien indicó que este organismo ha enviado un informe preliminar al Congreso sobre este asunto.

Según McCormack, esa utilización viola un “acuerdo de uso” al que llegaron ambos países sobre ese tipo de armas.

“Hubo probables violaciones”, dijo hoy McCormack, quien agregó que se trata de un descubrimiento “preliminar” y no quiso entrar en detalles al argüir que hay datos clasificados.

Israel ha defendido su derecho a usar bombas racimo y dijo que lo hace de acuerdo a la legislación internacional.

En este sentido, indicó que el Gobierno israelí ha actuado de forma “transparente” a la hora de proporcionar información sobre los hechos.

“Esto no es un juicio definitivo (…) pero nos tomamos nuestras obligaciones legales con seriedad. No dejamos de cumplir con nuestras obligaciones”, dijo McCormack.

En un comunicado difundido hoy, la organización “Human Rights Watch” indicó que de confirmarse las sospechas debería de producirse una suspensión inmediata de las ventas de esas armas a Israel.

“El tema no es si Israel utilizó las bombas racimo legalmente, si no qué va ha hacer al respecto EEUU”, agregó la organización, que también instó al ejecutivo estadounidense a que solicite a Israel que publique los detalles sobre las cantidades, el tipo y los lugares donde se utilizaron las bombas.

Ahora el Congreso estadounidense deberá decidir si abre una investigación sobre los hechos y si se toman medidas contra Israel, agregó el portavoz del Departamento de Estado.

El pasado 26 de septiembre la ONU advirtió de que se necesitarán varios meses para limpiar el sur de Líbano de las bombas de racimo sin estallar que fueron arrojadas por Israel durante los 34 días de su ofensiva militar contra Líbano.

Hasta esa fecha, al menos 19 personas habían muerto y otras 90 resultaron heridas por la explosión de esas bombas. Entre las víctimas hubo un gran número de niños.

El pasado 18 de enero, día en el que un campesino libanés resultó herido por la explosión de una de estas bombas, el número de personas muertas o heridas ascendía a 207, según fuentes policiales libanesas.

La limpieza de las bombas y minas ha sido encomendada a las fuerzas de FINUL, el Ejército libanés y varias ONG, aunque Chris Clark, responsable de las operaciones por parte de la ONU, acusó a Israel de haber entregado a la FINUL mapas “inútiles” sobre las áreas donde fueron lanzadas esas bombas.

también te puede interesar

Boxeo

Nicaragua va por el oro en boxeo

Pugilistas profesionales apoyarán a los nuestros, quienes buscarán ocho títulos. La final se realizará este domingo en el Polideportivo Alexis...