Internacionales

Irán desmiente la instalación de centrifugadoras para enriquecer uranio

Teherán – La Organización de Energía Atómica iraní desmintió este sábado que se haya iniciado la instalación de 3.000 centrifugadoras para enriquecer uranio, después de que un responsable parlamentario asegurara que su arranque era inminente

Planta de enriquecimiento de uranio en Natanz
La planta de enriquecimiento de uranio en Natanz, centro de Irán, en una foto satelital de agosto de 2002 cortesía de DigitalGlobe. La Organización de Energía Atómica iraní desmintió el 27 de enero de 2007 que se hubiera iniciado la instalación de 3.000 centrifugadoras para enriquecer uranio, como había declarado horas antes un funcionario parlamentario iraní. | AFP. Archivo

Redacción Central |

Teherán – La Organización de Energía Atómica iraní desmintió este sábado que se haya iniciado la instalación de 3.000 centrifugadoras para enriquecer uranio, después de que un responsable parlamentario asegurara que su arranque era inminente

“No se instaló ninguna centrifugadora nueva en la planta de Natanz” (centro), declaró Hossein Cimorgh, director de relaciones públicas de la Organización, según la agencia oficial Irna.

Previamente, el jefe de la la comisión parlamentaria de Relaciones Exteriores y seguridad nacional, Alaedin Borudjerdi, había señalado lo contrario.

El responsable parlamentario dijo textualmente: “hemos instalado 3.000 centrifugadoras”, aunque no precisó cuándo quedará terminada esa instalación, prevista en principio antes de finales de marzo.

“Con la ayuda de Dios, esto quedará terminado a tiempo”, se limitó a declarar.

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó por unanimidad en diciembre una resolución para imponer sanciones a Irán por su reiterado rechazo a cooperar completamente con la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), guardián de la energía nuclear en el mundo, y a suspender el enriquecimiento de uranio.

Las relaciones entre la AIEA y Teherán se tensaron después de la decisión de Irán de prohibir el acceso a su territorio a 38 inspectores de la agencia.

“Nosotros decidimos nuestra cooperación (con la AIEA) en función de los derechos acordados a los miembros (de la agencia). Desde un punto de vista jurídico, las decisiones tomadas (para prohibir el ingreso de los inspectores) no crearán ningún problema con la AIEA”, dijo el canciller iraní, Manuchehr Mottaki durante una rueda de prensa este sábado.

La AIEA pidió el miércoles a Irán que diera marcha atrás a su prohibición, difundida públicamente el pasado lunes.

Irán anunció recientemente su intención de instalar 3.000 nuevas centrifugadoras para enriquecer uranio en Natanz, donde ya entraron en funcionamiento dos cadenas de 164 aparatos de ese tipo.

Por su parte, Estados Unidos ya había advertido a Irán sobre el rechazo “universal” que conseguirá si amplía su capacidad nuclear.

“Esto sería un gran error de cálculo del gobierno de Irán”, dijo el subsecretario de Estado norteamericano, Nicholas Burns.

“Si Irán da ese paso, se enfrentará a una oposición internacional”, añadió Burns.

Si el gobierno iraní cree que puede instalar las centrifugadoras “sin otra resolución del Consejo de Seguridad y sin una presión internacional extra, está muy confundido”, dijo.

también te puede interesar