Internacionales

Bush autoriza a los militares a matar a agentes iraníes en Irak

El presidente de EEUU, George W. Bush, ha autorizado a los soldados estadounidenses en Irak a matar a los miembros de los servicios secretos de Irán infiltrados en el conflicto del país árabe, informó hoy el diario

George W. Bush
George W. Bush durante una conferencia en la Casa Republicana de Cambridge, Maryland. | Reuters

Redacción Central |

El presidente de EEUU, George W. Bush, ha autorizado a los soldados estadounidenses en Irak a matar a los miembros de los servicios secretos de Irán infiltrados en el conflicto del país árabe, informó hoy el diario The Washington Post

Según los funcionarios del Gobierno y de las fuerzas antiterroristas estadounidenses que cita el rotativo, Bush aprobó el pasado otoño una nueva política frente a los iraníes en Irak, llamada matar o capturar , que sustituyó al procedimiento anterior, designado capturar y soltar .

Bajo las normativas en vigor hasta el otoño pasado, las fuerzas estadounidenses, al capturar a agentes iraníes dentro de Irak, se limitaron a interrogarlos y tomar sus huellas dactilares, muestras de su ADN e imágenes de las retinas de sus ojos, antes de ponerlos en libertad, en un plazo de sólo tres o cuatro días.

El propósito de este tratamiento suave de los espías iraníes, ahora abandonado, era evitar un enfrentamiento con Teherán.

Un funcionario gubernamental de alto nivel comentó al Washington Post que no había coste para los iraníes. Estaban dañando nuestra misión en Irak, y nosotros tuvimos que esforzarnos para no luchar contra ellos .

Las fuentes estadounidenses consultados por el diario capitolino calculan que en un momento dado pueden estar desplegados en Irak unos 150 miembros de los servicios secretos de Irán, juntos con un número no determinado de militares del Comando de la Guardia Revolucionaria.

Junto con la mano dura que los militares estadounidenses ya podrán aplicar a los iraníes en Irak, la Casa Blanca también ha ampliado las medidas que se pueden tomar contra los militantes de Hizbola en el Líbano, que están patrocinados por Irán, y para dificultar la financiación por parte de Teherán del partido radical palestino Hamas, agregaron las fuentes.

También indicaron que Estados Unidos se está preparando para proponer nuevas sanciones internacionales contra Irán por haber dado refugio a varias docenas de militantes de Al Qaeda que huyeron de Afganistán tras la invasión estadounidense a finales de 2001.

Dos de los funcionarios consultados por el Post afirmaron que la Secretaria de Estado de EEUU, Condoleeza Rice, pese a apoyar la nueva política, está preocupada ante las eventuales consecuencias de enfrentamientos directos entre estadounidenses e iraníes en Irak.

El propio presidente Bush y varios miembros importantes de su administración han señalado en las últimas semanas un endurecimiento de la actitud estadounidense hacia el régimen teocrático en Irán.

también te puede interesar