Internacionales

13 muertos al estrellarse helicóptero de EEUU en Irak

Bagdad – Un operativo policial iraquí el sábado en el que murieron al menos 15 insurgentes y se detuvo a otros cinco se vio opacado tras el accidente de un helicóptero de las fuerzas estadounidenses en el que perecieron sus 13 tripulantes

Redacción Central |

Bagdad – Un operativo policial iraquí el sábado en el que murieron al menos 15 insurgentes y se detuvo a otros cinco se vio opacado tras el accidente de un helicóptero de las fuerzas estadounidenses en el que perecieron sus 13 tripulantes

El helicóptero se estrelló al noreste de Bagdad y fallecieron todos sus ocupantes, dijo el ejército. Horas antes, la policía iraquí efectuaba un operativo contra un grupo de milicianos suníes vinculados con la red al-Qaida en un barrio del sur de Bagdad, dijo el Ministerio del Interior.

El incidente es un nuevo revés para Washington, en momentos que las fuerzas iraquíes y extranjeras se preparan para lanzar un operativo de seguridad que traiga paz a la capital y los alrededores.

Por otro lado, se informó que milicianos atacaron unos cuarteles militares en la ciudad chií de Karbala, al sur de Bagdad, matando a cinco soldados estadounidenses la noche del sábado, dijo el ejército.

Una declaración militar dijo que “un grupo ilegal armado de milicianos” atacó el edificio del Centro Provincial de Coordinación Conjunta con granadas, armas cortas y “fuego indirecto”, lo cual generalmente implica el uso de morteros o cohetes.

“En el momento del ataque estaba realizándose un encuentro para preparar el aparato de seguridad para los peregrinos chiís que participan en las celebraciones de la Ashura”, dijo el general de brigada Vincent K. Brooks, vicecomandante de la División Multinacional Bagdad.

Karbala está a 80 kilómetros al sur de Bagdad y miles de peregrinos chiís están llegando a ella para conmemorar la muerte de uno de los mayores santos del islam chií, el imam Hussein, nieto del profeta Mahoma.

Previamente, el gobernador de Karbala, Akeel al-Jazaali, había dicho que los soldados estadounidenses habían allanado el edificio en busca de hombres armados, pero salieron sin prisioneros al parecer por no haberlos encontrado. Brooks dijo que el informe era incorrecto.

Al-Jazaali dijo que los estadounidenses usaron granadas para aturdir durante el allanamiento, y los vecinos pensaron que el edificio era atacado con morteros. Supuestamente, buscaban a seguidores del clérigo antiestadounidense Muqtada al-Sadr.

En el accidente del helicóptero, el ejército no informó la causa ni el lugar del incidente y sólo dijo que se había iniciado una investigación. Pero el breve comunicado no decía que la aeronave no había sido derribada, un detalle que generalmente es incluido.

La policía, por su parte, reportó que al menos otras 14 personas murieron o aparecieron muertas en varios hechos de violencia en el país, incluyendo el ataque contra una mezquita suní en el norte de Bagdad en el que murieron tres civiles y 15 resultaron heridos.

Asimismo, los militares anunciaron también la muerte de tres soldados estadounidenses.

Uno de los soldados murió el sábado en un ataque con una bomba colocada en una carretera en el norte de Bagdad. Otro falleció el viernes en un atentado similar en la provincia de Nínive, en el noroeste del país, y el tercero murió en un enfrentamiento del viernes en Anbar, dijo el ejército.

En la operación iraquí, los policías, apoyados por helicópteros de las fuerzas extranjeras, encontraron una fuerte resistencia de los milicianos que se escondían en dos casas abandonadas del vecindario de Dora, de mayoría suní, señaló el portavoz del ministerio Abdul-Karim Jalaf.

Jalaf indicó que 15 insurgentes murieron y otros cinco fueron capturados durante el operativo que apuntaba a la Brigada Omar. Agregó que los milicianos eran responsables de una serie de secuestros y matanzas que buscaban sacar del vecindario a la población chií.

“Nos apoyaron helicópteros de nuestros amigos de las fuerzas multinacionales y no tuvimos ninguna víctima”, manifestó Jalaf.

El operativo tuvo lugar un día después que un presunto líder de la Brigada Omar, Tami al-Majmaie, y otros 10 miembros del grupo fueron capturados en un operativo de Balad, a unos 80 kilómetros al norte de Bagdad.

Por otra parte, la policía iraquí y funcionarios de salud dijeron que una fuerza conjunta de Estados Unidos e Irak allanó un centro médico en busca de un blanco no especificado en el vecindario suní de Yarmuk, en el oeste de la ciudad.

Los soldados confiscaron armas y documentos de identidad de los policías y guardias del hospital después de confrontar a un guardia que demandaba que dejaran sus armas en la puerta, expresó Jalaf.

“Resolvimos el momento en cuestión de minutos y los estadounidenses les devolvieron a los policías iraquíes sus armas y documentos de identidad, y ahora todo está bien”, sostuvo.

El doctor Haqi Ismail, gerente del hospital, manifestó que el operativo fue a eso de las 4.30 de la madrugada.

“Estaban buscando a alguien, requisaron todas las habitaciones y la unidad de emergencias”, dijo.

también te puede interesar