Internacionales

Dos soldados de EEUU se declaran culpables de asesinatos de civiles en Irak

Chicago – Dos soldados estadounidenses se declararon culpables el jueves en casos seperadados del asesinatos de civiles en Irak, entre ellos una niña de 12 años que también fue violada, manchando aún más la reputación de las tropas de Estados Unidos

Redacción Central |

Chicago – Dos soldados estadounidenses se declararon culpables el jueves en casos seperadados del asesinatos de civiles en Irak, entre ellos una niña de 12 años que también fue violada, manchando aún más la reputación de las tropas de Estados Unidos

El sargento Paul Cortez, de 24 años, se declaró culpable de haber violado y asesinado a la niña iraquí y de haber ejecutado a su familia el 12 de marzo de 2006 en la localidad de Mahmudiya, dijo el abogado William Cassara.

El abogado explicó que, de esta manera, su cliente evitará la pena de muerte.

“Quiso aceptar su responsabilidad y quiere continuar su vida y dejar esto atrás”, declaró Cassara.

El abogado no dio detalles del acuerdo al que llegaron con los fiscales, pero dijo que Cortez aceptó cooperar en los juicios de los otros tres soldados acusados por el mismo caso.

Uno de ellos, James Barker, de 23 años, se declaró culpable en noviembre y fue sentenciado a cadena perpetua.

Los fiscales sostienen que cinco soldados vieron a la niña Abeer Kassem Hamza al-Janabi en la calle y planearon entrar a su casa y violarla.

Según los cargos, cuando estaban en el interior de la vivienda, los militares mataron a los padres de la niña, Kassem Hamza Rachid al-Janabi y Fakhriya Taha Mohsine al-Janabi, y a su hermana de seis años, Hadeel Kassem Hamza al-Janabi.

Luego violaron a la niña, le dispararon e incendiaron sus restos.

En un caso por separado, presentado este jueves en la base Camp Pendleton, en el sur de California (oeste), un marine de 24 años admitió el cargo de asesinato no premeditado de civil iraquí en abril pasado.

Trent Thomas había negado antes el asesinato del iraquí Hashim Ibrahim Awad, pero cambió su declaración durante una audiencia.

Con la declaración de Trent Thomas, cinco de los ocho militares implicados en el asesinato han admitido ser responsables de la muerte de Hashim Ibrahim Awad. El caso es no está relacionado a la investigación sobre la muerte de 24 civiles iraquíes ocurridos en la ciudad de Haditha en noviembre de 2005.

también te puede interesar