Internacionales

Ki-moon discrepa de Bush sobre aumentar presencia de ONU en Irak

Naciones Unidas – El secretario general Ban Ki-moon dijo el miércoles que no podía estar de acuerdo con la petición del presidente de Estados Unidos para incrementar la presencia de la ONU en Irak debido a preocupaciones de seguridad en medio de la creciente violencia

Ban Ki-Moon y George W. Bush
El presidente estadounidense, George W. Bush (der.), durante la reunión que ha mantenido con el nuevo secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, en la oficina Oval de la Casa Blanca, en la capital de Estados Unidos. | EFE

Redacción Central |

Naciones Unidas – El secretario general Ban Ki-moon dijo el miércoles que no podía estar de acuerdo con la petición del presidente de Estados Unidos para incrementar la presencia de la ONU en Irak debido a preocupaciones de seguridad en medio de la creciente violencia

Ban, quien asumió el máximo cargo en la ONU el 1 de enero, dijo que las Naciones Unidas, sin embargo, intentarían incrementar su participación en el Acuerdo Internacional por Irak, un plan de cinco años para asegurar que el gobierno de Irak posea fondos para sobrevivir y promulgar cruciales reformas políticas y económicas.

Ban habló ante reporteros sobre su regreso de una visita de dos días a Washington, donde sostuvo conversaciones con el presidente George W. Bush y se reunió con líderes del Congreso, incluyendo a la presidenta de la Cámara Baja, Nancy Pelosi.

“El presidente Bush quería ver una mayor presencia y participación de las Naciones Unidas en Irak”, expresó Ban.

“Le dije al presidente Bush que … la presencia y operaciones de la ONU está realmente restringida por la situación en tierra _ me refiero a preocupaciones de seguridad _ pero trataremos de continuar participando e incrementar nuestro papel en Irak, incluida la participación en el Compacto Internacional por Irak”, añadió.

El ex secretario general Kofi Annan retiró al personal de la ONU en Irak en el 2003 después de dos ataques contra las oficinas de la ONU en Bagdad y una ola de ataques contra trabajadores humanitarios. El primer ataque mató al máximo enviado del organismo, Sergio Vieira de Mello, y a otros 21.

El personal de la ONU que regresó en agosto del 2004 y los expertos del organismo jugaron papeles clave en ayudar a los iraquíes a redactar una nueva constitución y preparar las elecciones, pero los números en el terreno son limitados debido a la creciente inseguridad, especialmente en Bagdad.

“Las Naciones Unidas han estado y continuarán estando en cualquier lugar y en cualquier momento en que podamos incrementar nuestra presencia ahí, pero eso estará restringido en gran medida por preocupaciones de seguridad”, informó Ban a reporteros el miércoles.

también te puede interesar