Internacionales

Colombia y Ecuador iniciarán acuerdo de Managua sobre fumigaciones

Bogotá – La canciller colombiana, María Consuelo Araujo, indicó hoy que se reunirá con su homóloga ecuatoriana, María Fernanda Espinosa, para iniciar el acuerdo de Managua entre los presidentes de los dos países sobre las fumigaciones

Redacción Central |

Bogotá – La canciller colombiana, María Consuelo Araujo, indicó hoy que se reunirá con su homóloga ecuatoriana, María Fernanda Espinosa, para iniciar el acuerdo de Managua entre los presidentes de los dos países sobre las fumigaciones

En declaraciones a la prensa, Araujo precisó que mañana en Río de Janeiro se encontrará con Espinosa “ya para trabajar con nombres: el delegado del Ecuador, el delegado de Colombia y que el Secretario General de la OEA nos dé el nombre de (su) delegado”.

De esa forma, apuntó, quedará integrada la Comisión que acordaron los presidentes de Colombia, Alvaro Uribe, y de Ecuador, Rafael Correa, el pasado día 10 en Managua, Nicaragua.

Deseamos que el grupo empiece a funcionar lo antes posible, subrayó Araujo, quien aseveró que el objetivo de Colombia es que los intereses de ambos países se vean protegidos.

Es decir, explicó la canciller, erradicar los cultivos de coca en los departamentos colombianos de Nariño y Putumayo sin generar ningún tipo de malestar en los países vecinos.

Recordó la solicitud ecuatoriana de que las fumigaciones aéreas de glifosato se mantengan al margen de su población y de su territorio.

Entonces, afirmó, “el acuerdo en lo que consiste es en verificar que no llegue la aspersión a territorio ecuatoriano y nosotros, por supuesto, estamos cumpliendo con todos esos protocolos, todos esos procedimientos técnicos”.

Reiteró que “queremos garantizar una verificación y acuérdense que la verificación garantiza los intereses de ambos países”.

El 11 de diciembre pasado, el gobierno colombiano decidió de manera unilateral reanudar las aspersiones en una franja de 10 kilómetros de su territorio hasta la frontera con Ecuador, cuando un año antes se había comprometido a no hacerlo.

El hecho motivó una fuerte reacción de Quito, que llamó a consultas a su embajador en Bogotá, presentó el caso ante la Organización de Estados Americanos y reclamó la solidaridad de las naciones latinoamericanas para que el gobierno colombiano suspenda el riego.

Pese al acuerdo de Uribe y Correa para bajarle el tono a la crisis diplomática bilateral, el gobierno ecuatoriano anunció que incrementará sus denuncias y represalias por la decisión de Colombia de mantener las fumigaciones.

también te puede interesar