Internacionales

Luis Posada Carriles, acusado de fraude migratorio, puede acabar en prisión

Miami – El anticastrista Luis Posada Carriles, inculpado de un atentado contra un avión cubano que dejó 73 muertos en 1976, fue acusado en Estados Unidos de haber mentido en una solicitud de ciudadanía y podría pasar el resto de su vida tras las rejas, según autoridades judiciales

Redacción Central |

Miami – El anticastrista Luis Posada Carriles, inculpado de un atentado contra un avión cubano que dejó 73 muertos en 1976, fue acusado en Estados Unidos de haber mentido en una solicitud de ciudadanía y podría pasar el resto de su vida tras las rejas, según autoridades judiciales

El anciano, de 78 años de edad, fue acusado por un Gran Jurado en El Paso (Texas, suroeste) de haber mentido al asegurar que había entrado ilegalmente al país en marzo de 2005 a través de la frontera con México, cuando “en realidad, lo hizo por vía marítima a bordo del barco a motor Santrina , acompañado por cuatro individuos”, según el departamento de Justicia.

La acusación coincide con las informaciones que había comunicado el gobierno cubano desde la aparición de Posada Carriles en Miami en mayo de 2005, afirmando que el presunto terrorista había sido traído al país por amigos a bordo del “Santrina”, desde la Isla Mujeres, frente a Cancún (México).

Medios de comunicación locales mexicanos divulgaron la misma información, pero Posada Carriles y sus amigos lo negaron.

El benefactor de Posada Carriles en Miami, el millonario anticastrista Santiago Álvarez, y un empleado suyo, Osvaldo Mitat, fueron acusados también de negarse a testificar contra su amigo ante el Gran Jurado, adonde habían sido llevados desde Florida la semana pasada para cooperar en la pesquisa.

Álvarez y Mitat están encarcelados en Florida por conspirar para poseer un arsenal de armas de guerra, que se sospecha iba a ser utilizado en acciones clandestinas contra Cuba, aunque nunca se llegó a mencionar ante una corte.

Álvarez, Mitat y otras dos personas habrían traído Posada Carriles a Estados Unidos en el camaronero “Santrina”, según la acusación, que retiene contra él un cargo por fraude y seis por falso testimonio.

El pliego acusatorio agrega que Posada Carriles mintió al pedir la ciudadanía en septiembre de 2005 cuando se le preguntó si tenía un pasaporte guatemalteco y lo negó, y que volvió a hacerlo cuando le pidieron que dijera todos los apodos que utilizaba y ocultó supuestamente uno de los nombres.

Según el departamento de Justicia, Posada Carriles se enfrenta a 10 años de cárcel si es hallado culpable de fraude, y cinco años por cada uno de los seis cargos de falso testimonio. El total suma 40 años.

Abogados de Posada Carriles en El Paso y Miami no han reaccionado a esta sentencia, pese a diversas llamadas de la AFP.

Posada Carriles es objeto de un pedido de extradición por parte del gobierno venezolano, para juzgarlo por un atentado en 1976 que provocó 73 muertes a bordo de un avión cubano, y Cuba lo acusa por atentados contra hoteles en La Habana en 1997 -con un muerto- y contra intereses cubanos en el extranjero al servicio de la Agencia Central de Inteligencia estadounidense (CIA).

Aunque las autoridades norteamericanas nunca lo han acusado de terrorismo, informes de prensa han indicado que un Gran Jurado en Nueva Jersey (noreste) lo está investigando en torno a los atentados de 1997 en La Habana.

El anticastrista está encarcelado desde mayo de 2005 en El Paso y tiene una orden de deportación pendiente por haber entrado ilegalmente al país. El detenido reclama su liberación argumentando que no hay país que lo reciba, que no puede ser extraditado a Cuba o Venezuela -países de los que es ciudadano- y que tampoco puede quedarse en la cárcel indefinidamente.

Las autoridades estadounidenses disponían de plazo hasta el 1 de febrero para justificar ante un juez su detención indefinida, y también podían alegar que su puesta en libertad tendría serias consecuencias en la política exterior de Estados Unidos.

también te puede interesar